martes 1/12/20

Escoltan un pesquero con base en Ribeira tras sufrir un golpe de mar en aguas de Escocia

Un pesquero de la armadora inglesa Sealskill, con sede en la localidad coruñesa de Ribeira, dio un aviso de emergencia en la madrugada de ayer en aguas de las islas Orcadas, al norte de Escocia, en medio de un fuerte temporal que azota la región.

Imagen del pesquero “O Genita” en medio del oleaje
Imagen del pesquero “O Genita” en medio del oleaje

Un pesquero de la armadora inglesa Sealskill, con sede en la localidad coruñesa de Ribeira, dio un aviso de emergencia en la madrugada de ayer en aguas de las islas Orcadas, al norte de Escocia, en medio de un fuerte temporal que azota la región.
Se trata del pesquero “O Genita”, con registro británico y con una tripulación de 16 personas, que emitió una señal de ayuda cuando se encontraba en aguas próximas a Westray, una de las islas. Una embarcación de Stromness, puerto de las Orcadas, fue enviada al lugar para ayudar al pesquero, que se dedicaba a la merluza y que tenía como destino final el puerto de Vigo.
Los guardacostas de Shetland comunicaron a “O Genita” que alterase el rumbo y se dirigiese hacia Westray, al norte del archipiélago.
Además de enviar un barco desde Stromness y como medida de precaución, los guardacostas enviaron también un helicóptero desde el aeropuerto de Westray para acompañar al pesquero.
De este modo, “O Genita” fue escoltado hasta la costa de Westray. Todos los tripulantes del pesquero, entre los que se encuentran marineros ribeirenses, indonesios, marroquíes y latinoamericanos, se encuentran bien y no sufrieron ningún daño.  El pesquero solicitó ayuda después de que un golpe de mar rompiese los cristales de la cabina de mando y dañara el sistema electrónico de algunos de los instrumentos de navegación.
La empresa armadora estudia las medidas a adoptar sobre el regreso a tierras gallegas de la tripulación, tras el “susto importante” que se llevó la madrugada de ayer, porque “a esto no te acostumbras nunca”. Fuentes de la armadora inglesa Sealskill aseguraron que los dieciséis tripulantes de “O Genita”, todos residentes en Ribeira, se encuentran bien, pero todavía estaban “calmándose y relajándose” después del “susto”.
La empresa armadora evaluará los desperfectos para poder tomar la decisión de continuar faenando o, por el contrario, enviar de vuelta a Ribeira a toda la tripulación.
“Siempre tienes el temor de que la gente esté bien”, dijeron fuentes de la empresa, pero en este caso “todos están bien y las familias están informadas, aunque todavía con susto”.
Ayer no pudieron precisar si regresarán o no estos días a Galicia porque están “pendientes de la reparación del barco”, pues “si esta es menor, de cuestiones eléctricas, seguirá faenando, y si es mayor se estudiaría cómo hacer las cosas lo mejor posible para traer a los marineros” a sus casas en Ribeira.
Un fuerte temporal de viento azotaba ayer el norte de Escocia, lo que obligó al cierre de colegios y a cancelar servicios ferroviarios y de transbordadores.

Comentarios