domingo 24/1/21

Declarada culpable la madre que asfixió a su bebé, con dudas sobre la influencia de su esquizofrenia

El jurado popular consideró por unanimidad a Marisol S.M. culpable de haber asfixiado a su bebé de seis meses en un hotel de Santiago en pasado mes de agosto, empleando para ello la presión de sus dedos sobre la zona cervical de la niña, al tiempo que declaró probado, pero sin unanimidad.

Momento de una sesión del juicio	archivo ec
Momento de una sesión del juicio archivo ec

El jurado popular consideró por unanimidad a Marisol S.M. culpable de haber asfixiado a su bebé de seis meses en un hotel de Santiago en pasado mes de agosto, empleando para ello la presión de sus dedos sobre la zona cervical de la niña, al tiempo que declaró probado, pero sin unanimidad, que lo hizo bajo los efectos de la esquizofrenia paranoide que padece, por lo que no era consciente de sus actos.
En el veredicto, el jurado apoyó por unanimidad, como ella misma reconoció en la sala, que la mujer fue la causante de la muerte de su hija. Además, todos vieron probado que la acusada subió sobre las 19.00 horas de la tarde con su hija a la habitación, que la colocó sobre la cama y que “presionó con los dedos sobre su zona cervical, hasta provocarle la asfixia y su muerte”.
No obstante, el jurado mostró alguna duda con respecto al grado de influencia de la esquizofrenia en este crimen, una cuestión contemplada tanto por la Fiscalía –que pedía internamiento en un psiquiátrico–, como por la defensa –que reclamaba que fuese una eximente completa y la absolución–.
Aunque el hecho fue también dado como probado, votaron a favor de este supuesto seis miembros del jurado, mientras que otros tres rechazaron que las capacidades de Marisol S.M. estuviesen mermadas en el momento del asesinato por causa de esta enfermedad y que tuviese “anulada su capacidad de querer y entender lo que hacía”.
A mayores, el jurado consideró, por unanimidad, que no se le debe conceder la suspensión de la pena privativa de libertad, ni proponer al Gobierno que le sea otorgado el indulto en el caso de que sea condenada.
Una vez oído el veredicto, la fiscal del caso, Aránzazu San José, reiteró que pide para la mujer una pena de un máximo de 25 años de internamiento en un centro psiquiátrico.
Para ello, aludió a la “gravedad de los hechos”, que, según el código penal vigente, implicarían “prisión permanente revisable” en el caso de que no existiese la eximente de problemas mentales.

Comentarios