lunes 25.05.2020

El comité de Alu Ibérica denuncia “sabotaje” y hará una caravana de vehículos el jueves

Pide a Inspección de Trabajo que investigue la situación actual de la compañía tras anunciarse la venta
Los trabajadores mantuvieron una asamblea informativa ayer | pedro puig
Los trabajadores mantuvieron una asamblea informativa ayer | pedro puig

El comité de empresa de Alu Ibérica de A Coruña presentó ayer una denuncia ante Inspección de Trabajo para que investigue la situación de la compañía después de que Parter anunciase la venta de esta antigua planta de Alcoa y la de Avilés a Grupo Industrial Riesgo.

Además, los trabajadores prevén realizar una caravana de vehículos por A Coruña el próximo jueves, día 28, con salida a las 11.30 horas de la planta para atravesar la avenida de Arteixo con destino a la Delegación del Gobierno –se prevé llegar a mediodía–. Después irán a la Subdelegación del Gobierno y se moverán por Cantón Grande, Cantón Pequeño, avenida de la Marina y plaza de Ourense y volverán a repetir este circuito cinco veces.

El presidente del comité de empresa de Alu Ibérica de A Coruña, Juan Carlos López Corbacho, pide a Inspección de Trabajo que analice lo que sucede en el “día a día” en el que “se sigue sin trabajo efectivo”, así como los “incumplimientos” en la venta de Alcoa a Parter de las plantas en lo tocante a inversiones y formación, entre otras. Además, emplaza a investigar si existe una gestión de la empresa de “manera desleal”, “con un presunto sabotaje que se está haciendo a los trabajadores”.

El portavoz señala que “bajó muchísimo el inventario de fábrica en todas las materias primas”, mientras “no se está comprando chatarra” para producir y los proveedores trasladan “una situación muy preocupante en la que no están cobrando puntualmente”, unido a la “preocupación” de clientes.

Tensión en la fábrica

Ayer se vivieron momentos de tensión a la entrada de la fábrica con Grupo Industrial Riesgo al impedir el acceso de los trabajadores con sus vehículos para llevar a cabo una asamblea informativa.

López Corbacho relata que “siempre” realizan sus asambleas en la fábrica, ya que en el convenio se recoge que pueden hacerlas entre la entrada y la salida de turno. Tenían previsto llevarla a cabo durante media hora entre las 13.45 y las 14.15 horas.

Sin embargo, la compañía “cerró los portales” de acceso a la fábrica, por lo que “se estaba impidiendo ejercer un derecho”.Ante esto, los empleados optaron por llamar a la Subdelegación del Gobierno para que se enviase a las fuerzas del orden y se redactase un informe de este incumplimiento para hacerlo llegar a Inspección de Trabajo. “Fue una provocación clara por parte de la empresa”, alega Corbacho.

Posteriormente, tras la intervención de la policía, “al final accedieron” a dejar entrar a los trabajadores a hacer la asamblea en la explanada al aire libre, con la pertinente separación para evitar riesgos por el coronavirus.

En la asamblea, se informó de que el próximo jueves se hará la caravana de protesta, en el mismo día en el que se prevé que Alcoa se “pronuncie” sobre el bloqueo al capital destinado a Parter en el acuerdo de venta “por presunto incumplimiento” del fondo suizo. Además, el próximo martes el comité se reunirá con la Xunta.

Por su parte, ante esta denuncia en Inspección, Grupo Industrial Riesgo sostiene que las responsabilidades de la situación actual de la planta “deben ser dirigidas a Alcoa, propietarias de las mismas en los últimos años”.

Grupo Riesgo asegura que se ha pedido una auditoría independiente para analizar la gestión de anteriores propietarios de las fábricas para garantizar que se hayan respetado los compromisos. l

Comentarios