lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Más de cien mil personas disfrutan en O Carballiño de la romería y del pulpo

Un grupo de personas comen pulpo durante la Fiesta del Pulpo/Rosa Veiga/EP

Como mandan los cánones, el ayuntamiento ourensano de O Carballiño ha celebrado este domingo su particular romería para disfrutar de la tradicional elaboración del "pulpo á feira"; la manera en la que el municipio, tierra por antonomasia de este suculento octópodo, celebra el día dedicado a tal manjar con motivo de la 60 Fiesta del Pulpo.

 

Desde primera hora de mañana, miles de personas han acudido hasta la localidad para disfrutar de su preparación y no solo en el parque municipal abarrotaron O Carballiño para disfrutar este exquisito manjar, que hace de este rincón situado en Galicia lugar obligado de paso para poder disfrutar del plato estrella.

 

"Venimos de Lleida de vacaciones y quisimos aprovechar para visitar este fin de semana Galicia y hoy Carballiño. Es la primera vez que venimos a la Festa do Pulpo y la verdad es que todo está muy bien organizado, muy buen ambiente y el pulpo está buenísmo", dicen Montse y Juan Carlos, que acompañados de su pequeña pasarán el día por Carballiño antes de continuar recorrido por Galicia.

 

Declarada este mismo año de Interés Turístico Internacional, la fiesta se ha convertido en un punto obligado para todo amante de una buena tapa de pulpo á feira.

 

Hace una semana, esta localidad batió su propio récord, al hacer la tapa de pulpo más grande del mundo: 515 kilogramos en 11 minutos.

 

Para encontrar sus orígenes hay que remontarse al siglo XII cuando los frailes de Oseira recibían este producto como diezmo.

 

Fueron ellos los que dieron continuidad e iniciaron la comercialización de este producto de las tierras de O Carballiño, concretamente de la parroquia de Santa María de Arcos, tierra hoy conocida por sus pulpeiras de Arcos (en su mayoría mujeres) y que exportan por todo el mundo, a países como Estados Unidos, Reino Unido o Australia.

 

Las verdaderas artífices, las pulpeiras de Arcos, llevan por todo el mundo su labor que no tiene parangón en la preparación del cefalópodo que hay que conocer muy bien para conseguir su punto perfecto de cocción, troceado y condimentación.

 

Sin rivalidad en el manejo de las tijeras, los pulpeiros y pulpeiras de Arcos sostienen que además de una buena materia prima es necesario conocer los tiempos de cocción y reposo pues no todo el pulpo cuece igual. "Eso te lo dan los años de experiencia", reivindican.

 

Una vez cocido, es fundamental un buen aderezo para impregnarle todo ese sabor tan característico de esta zona.

 

Consiste básicamente en aceite de oliva virgen extra que es lo que le impregna todo ese sabor y una buena consistencia, además de sal gruesa y pimentón en sus proporciones justas y, por último, solo resta tener "un buen paladar", resume Roberto Pereira, presidente de la asociación de pulpeiros.

 

El regidor de la localidad, Francisco Fumega, ha reivindicado esta fiesta que no tiene rival.

 

"La gente tiene ganas de fiesta, basta ver la afluencia de coches y de gente no solo en el parque sino también en el pueblo", ha dicho.

 

Con la vista puesta en ediciones venideras, apunta diferentes aspectos a mejorar: "hay que mejorar la sostenibilidad y la propia calidad del producto para profesionalizar todavía la Festa do Pulpo".

 

El conselleiro de Sanidad, Julio García Comesaña, ha invitado a la ciudadanía a disfrutar de esta "maravillosa fiesta" y, en la misma línea, la directora de Turismo de Galicia, Nava Castro, ha puesto en valor esta cita tras la reciente declaración de Interés Internacional en una edición que además está dedicada al Xacobeo.

 

Con ya 60 ediciones a las espaldas, la fiesta no pierde fuelle y la tónica habitual durante toda la jornada fue la de largas colas delante de los puestos y grupos de gente disfrutando del producto estrella en esta localidad, que es la "meca" del pulpo 'á feira'.

 

Fuentes municipales han explicado a Efe que durante el fin de semana han pasado por el evento más de 100.000 personas, que han consumido 78.000 kilos de pulpo en 160.000 raciones.

Más de cien mil personas disfrutan en O Carballiño de la romería y del pulpo

Te puede interesar