La central de Endesa As Pontes deja de operar por falta de suministro de carbón

La central, en una imagen de archivo/AEC

La central térmica de Endesa en el municipio coruñés de As Pontes dejará de operar esta madrugada por la falta de carbón.


El paro en el sector del transporte por carretera impide que pueda cargarse en camiones el mineral acopiado en la terminal que la compañía tiene en el puerto exterior de Ferrol, por lo que la empresa se ha visto obligada a interrumpir su actividad.


La firma había decidido hace unas semanas adquirir 225.000 toneladas de carbón.


La llegada de la materia prima se dividía en dos buques cuya entrada en puerto estaba prevista para el pasado 20 de marzo y para el próximo día 28, con la idea de iniciar su transporte a la central térmica el pasado lunes, pero la huelga en el sector lo ha imposibilitado.


En otoño pasado, tras más de dos años sin quemar carbón, Endesa decidió volver a activar uno de los cuatro grupos de la central para reanudar la producción, atendiendo a la situación del sector energético.


En la actualidad, según señalan fuentes sindicales, hay alrededor de 40 empleados propios y unos 80 de la industria auxiliar trabajando en las instalaciones, cuyo cierre se solicitó al Gobierno español a finales del año 2019. 

La central de Endesa As Pontes deja de operar por falta de suministro de carbón

Te puede interesar