Canadá da por terminada la búsqueda de 12 pescadores del “Villa de Pitanxo”

Los equipos de rescate buscan a los marineros en Canadá

Las autoridades canadienses dieron por concluidas las tareas de búsqueda de los doce desaparecidos del barco pesquero español “Villa de Pitanxo”, que se hundió el martes en las aguas del Gran Banco de Terranova, mientras los familiares de las víctimas piden continuar con el rescate.


Un alto funcionario canadiense informó de que el Centro de Coordinación de Rescate de Halifax (Canadá) anunciaría a las 16.00 hora local (20.00 GMT) que la búsqueda de los doce desaparecidos se da por concluida.


La decisión de las autoridades canadienses se produce cuando las posibilidades de encontrar con vida a algunos de los doce desaparecidos son nulas.


De hecho, las autoridades prolongaron las labores de búsqueda y rescate más allá del tiempo señalado por las tablas de supervivencia en las condiciones que se dan en las aguas del Gran Banco de Terranova y que indican que tras 24 horas no existen opciones reales de encontrar a los pescadores con vida.


La notificación del fin de las operaciones de búsqueda y rescate se produce poco después de que el Centro de Coordinación de Rescates confirmara que el número final de cuerpos recuperados es nueve y no diez.


El error es fruto de una confusión durante la comunicación con uno de los barcos pesqueros portugueses que participaba en las tareas de rescate.


Tras la aclaración de las autoridades canadienses, el número de pescadores rescatados con vida es de tres mientras que los cadáveres recuperados son nueve. Otras doce personas siguen desaparecidas.


Los tres supervivientes son el patrón del barco, Juan Padín; su sobrino, Eduardo Rial; y un marinero originario de Ghana. Los tres viajaban en el pesquero español “Playa de Menduíña 2” que también recuperó seis cadáveres.


Otro cuerpo se encuentra en el pesquero portugués “Novo Virgem da Barca” y los dos muertos restantes fueron recogidos por el buque canadiense “Nexus”.


Familiares del cocinero del barco, Fernando S., de 50 años, aseguraron que ya recibieron la temida llamada confirmando que uno de los cuerpos localizados sin vida es del marinero de Bueu.


Fuentes de la comunidad peruana trasladaron que también habría compatriotas entre las víctimas mortales ya localizadas.


Malas condiciones

Las malas condiciones meteorológicas dificultaron las tareas de búsqueda. Precisamente, el portavoz del Centro de Coordinación de Rescate en Halifax, Brian Owens, informó de que el empeoramiento del tiempo y olas de diez metros “complicaban” la búsqueda de los desaparecidos.


En concreto, Owens explicó que ese empeoramiento meteotológico se produjo con la llegada de la noche en aguas del Atlántico Norte, en Canadá.


Mientras, a lo largo de la jornada de hoy, numerosos allegados y familiares se fueron acercando hasta la armadora para intentar obtener alguna información en medio de una gran sensación de incertidumbre y con muestras de dolor. Su atención y la comunicación de información la centralizan psicólogos especialistas.


Así lo concretó el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, quien ejerció de portavoz tras una reunión en Marín en la que también participaron el delegado del Gobierno, José Miñones, así como los alcaldes de la zona afectados, entre otras autoridades. El protocolo activado es similar al del trágico accidente ferroviario de Angrois, en Santiago, que dejó 80 muertos.


Previamente, Feijóo había presidido un Consello de la Xunta extraordinario que acordó decretar tres días de luto oficial en Galicia; y los minutos de silencio acompañados de declaraciones de condolencia y solidaridad se extendieron por el territorio, ante ayuntamientos afectados y también otras instituciones.

Precisamente, a última hora de la jornada, en Marín se celebró un pleno extraordinario también encaminado a posicionar al ayuntamiento y a solidarizarse por lo ocurrido.


Tras anunciar el luto oficial y Galicia y guardar un minuto de silencio, Feijóo confesó que los tres supervivientes tienen que ser personas “muy fuertes” porque es “muy difícil permanecer con vida” en esas condiciones.


Aguantar en una balsa en esas gélidas aguas y con el “riesgo de hipotermia” es algo realmente complicado, afirmó.


Preguntado por la posibilidad de encontrar a más personas con vida, se mostró muy cauteloso, porque las condiciones del mar “son como son” y las temperaturas del agua “son conocidas”, declaró entrar en más comentarios.


Acerca de las causas del naufragio, indicó que el “Villa de Pitanxo” tenía 50 metros de eslora, por tanto es “un gran barco que se ha hundido”, de manera que las condiciones del mar, concluyó Feijóo, tenían que ser “absolutamente adversas”.


Los tres supervivientes del Villa de Pitanxo, el barco gallego que naufragó en aguas de Terranova (Canadá), están “en proceso de descanso y aún en shock”, según la información dada por el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones.


Tras un encuentro privado con representantes de la casa armadora, que no se pronunciaron, y con familiares de los marineros, Miñones explicó que los tres se encuentran a bordo del barco gallego “Playa de Menduiña Dos”, que fue el que localizó la balsa.


Gabinete de crisis

En la villa pesquera marinense, la Autoridad Portuaria desplegó una suerte de gabinete de crisis con el fin de evaluar la situación y tomar decisiones, sobre todo de cara a dar a conocer los datos que se vayan obteniendo.


Galicia activó un protocolo semejante al establecido tras el accidente ferroviario del Alvia, ocurrido en Santiago en julio de 2013, y por tanto atenderá con psicólogos a las familias de los 24 marineros que estaban a bordo.


Serán estos profesionales, en colaboración con Cruz Roja, los que “notifiquen” a las familias cualquier información sobre sus allegados, según ha explicado Núñez Feijóo, acompañado por el delegado del Gobierno en Galicia al dar este anuncio.


Labor de exteriores

Por su parte, tanto la Embajada de España en Ottawa como el cónsul general de España en Montreal mantienen “un contacto permanente y constante con las autoridades canadienses”, según trasladaron  fuentes del Ministerio de Exteriores.


El cónsul general en Montreal se encuentra en Terranova para “mantener contacto directo con las autoridades canadienses de salvamento, prestar asistencia consular y mantener informadas a las familias de las víctimas”.


El “Villa de Pitanxo”, un arrastrero congelador construido en 2004 en el desaparecido astillero vigués M. Cíes bajo encargo del armador Manuel Nores y dedicado a la captura de fletán negro, llevaba 24 tripulantes.

Canadá da por terminada la búsqueda de 12 pescadores del “Villa de Pitanxo”

Te puede interesar