miércoles 28/10/20

Cae una banda arousana de lancheros por 4.000 kilos de coca incautados en Canarias

Viejos conocidos como Santórum y Braulio Vázquez figuran en la nómina de investigados junto al grovense Y.R.G.
El grovense Y.R.G. fue detenido ayer y se registró un piso vinculado a él en Xacobe Barral   | mónica ferreirós
El grovense Y.R.G. fue detenido ayer y se registró un piso vinculado a él en Xacobe Barral | mónica ferreirós

Los narcotraficantes no descansan ni en plena pandemia por el coronavirus y Arousa volvió a ser ayer escenario de una macrooperación desatada por la incautación de un importante alijo de cocaína; la segunda vez en menos de un mes. Más concretamente por los 4.000 kilos hallados a bordo de un mercante que navegaba en alta mar, cerca de Canarias, y que fue abordado por un buque de la Armada. Los investigadores sostienen que su destino era las Rías Baixas donde le esperaría una banda de lancheros arousanos preparados para descargar la mercancía en las costas gallegas.

De hecho, los arrestos y los registros domiciliarios se sucedieron durante toda la jornada y de manera simultánea en localidades como O Grove, Vilanova, Vilagarcía, Sanxenxo y Cambados. La operación continúa abierta y bajo secreto, pero ha trascendido que en la lista de investigados por el Greco Galicia y Vigilancia Aduanera figuran viejos conocidos de las fuerzas de seguridad como los vilanoveses Juan Carlos Santórum Navaza, de 40 años, y Braulio Vázquez Vázquez, de 39. Además entre la media docena de arrestos conocidos al cierre de esta edición –incluyendo la tripulación–, también está el empresario grovense Y.R.G., de 56 años, y muy conocido por su vinculación con un club del motor. A última hora la lista de sospechosos sumaba a un cambadés.

Lanchas en Sanxenxo y O Grove

Las operaciones en tierra resultaron ayer especialmente llamativas, pero ya hubo movimientos en días previos y ejecutados con la máxima discreción. De hecho, el jueves se realizaron vigilancias aéreas y el viernes se extrajo una planeadora almacenada en un antiguo taller de coches ubicado en el lugar de O Vinquiño (Sanxenxo), empleando para ello vehículos sin rotulación policial y ayer sucedió lo mismo, cuando los agentes –eso sí identificados con chalecos–volvieron al lugar en compañía de la jueza. Esta embarcación se sumaría a otra incautada ayer en O Grove, donde ya se vieron coches oficiales en diferentes puntos de la localidad.

Según testigos presenciales, estaba almacenada en una parcela sin edificar ubicada en la zona de Porto Meloxo, cerca del mar, aunque los agentes también estuvieron en el interior de una nave cercana. Hasta allí llevaron al grovense Y.R.G. y posteriormente, ya esposado, lo trasladaron a un piso ubicado en la calle Alcalde Xacobe Barral para realizar un registro. Los agentes también se dejaron ver en propiedades próximas a la iglesia de San Martiño, Luis A. Mestre y en un edificio de la calle Castelao.

Pasado en común

Las actuaciones se desarrollaron de manera simultánea en toda la comarca con entradas también en domicilios de San Miguel de Deiro. Fuentes conocedoras del caso indicaron que una de las viviendas está vinculada a la familia de Juan Carlos Santórum, que fue relacionado por primera vez con el narcotráfico en el año 2000, en una operación contra el clan de los Charlines, pero fue absuelto. Con todo, en 2018 fue condenado a dos años de prisión al considerar el juez probado que había sobornado a dos guardias civiles para conseguir chivatazos sobre las vigilancias de las fuerzas antidroga. Además, él y Braulio Vázquez, tienen un pasado en común: Ambos fueron buscados por la policía lusa como los lancheros encargados de la descarga fallida del Ratonero, un barco pesquero con base en O Grove que en 2012 fue interceptado con tres toneladas de cocaína. Los agentes llegaron a difundir sus fotografías en los medios de comunicación, pero ellos se presentaron poco después en un juzgado para presentar pruebas de que no habían estado en la isla de Madeira, donde se abandonó la planeadora supuestamente encargada de trasladar el alijo a tierra.

Y respecto a Vázquez, el año pasado fue condenado a prisión provisional acusado de liderar una organización dedicada a trasladar cocaína a Barcelona en caletas habilitadas en vehículos, pero el asunto está pendiente de juicio.

Vilagarcía fue otro de los “puntos calientes” de la operación, con la entrada en una vivienda de la urbanización de Veiga de Lamas (Carril), donde incluso se vio el empleo de un dron. Y la presencia policial también se dejó notar en las principales carreteras de la comarca, con controles de la UIP armados con metralletas.  

Descarga en el puerto de Vigo

En cuanto al alijo, está previsto que llegue al puerto de Vigo en los próximos días y, de hecho, es el juzgado de instrucción número 3 de la ciudad quien instruye las diligencias, que permanecen bajo secreto de sumario.

Al cierre de esta edición, el número de detenidos rondaba la media docena, pero la operación continúa abierta y es posible que aumente en las próximas horas. Se trata de la segunda realizada en menos de un mes con conexiones arousanas y ambas de gran calado. Los narcotraficantes no descansan ni en plena pandemia y a finales de marzo fueron arrestadas ocho personas tras una espectacular persecución en la Ría a dos planeadoras cargadas con 3,8 toneladas de coca.

Comentarios