miércoles 2/12/20

Alonso Montero rectifica y anuncia su candidatura para presidir la Academia

El catedrático de Lengua y Literatura Xesús Alonso Montero confirmó ayer su intención de optar a la presidencia de la RAG, que antes del 20 de abril deberá elegir un sustituto tras la dimisión de Xosé Luis Méndez Ferrín.

alonso montero recibe la enhorabuena de vázquez y del alcalde de ribadavia al ser nombrado su hijo adoptivo
alonso montero recibe la enhorabuena de vázquez y del alcalde de ribadavia al ser nombrado su hijo adoptivo

El catedrático de Lengua y Literatura Xesús Alonso Montero confirmó ayer su intención de optar a la presidencia de la RAG, que antes del 20 de abril deberá elegir un sustituto tras la dimisión de Xosé Luis Méndez Ferrín.
En una carta remitida a los académicos, Alonso Montero avanza las que serán las bases de su proyecto que deberá competir con la candidatura del actual tesorero de la RAG, el lingüista Manuel Gónzalez.
Hace algunos días, el propio Alonso Montero había descartado su intención de presentar una candidatura alternativa pero tras hablar con algunos académicos ha decidido optar a liderar la Académica para “dar una respuesta a la altura del desafío al que nos enfrentamos”.

Diálogo y cooperación
Su propuesta para por “instaurar un clima de diálogo, lealtad y cooperación” en el seno de la RAG tras los momentos de tensión vividos durante la última etapa del mandato de Méndez Ferrín.

Afirma que su cambio de opinión se debe a la necesidad de “dar una respuesta a la altura del desafío”


Asimismo, Alonso Montero trabajará para que la RAG juegue “su papel simbólico” como “referente mayor de la lengua y la cultura”, apoyándose en la cooperación con otras instituciones.
Para ello, defenderá la “independencia” de la Academia frente a los poderes políticos e impulsará su presencia social.
Alonso Montero prometió además una gestión “profesionalizada, transparente y eficiente”.
En su candidatura ya hay dos nombres el del profesor y teólogo Andrés Torres Queiruga y el de la vicepresidenta del Consello da Cultura Galega (CCG) Rosario Álvarez.

desproporcionada
Por su parte, el presidente del CCG, Ramón Villares, señaló ayer que la dimisión de Méndez Ferrín, cuando todavía le quedaba un año de mandato, fue “como mucha gente dijo en el mismo momento, un poco desproporcionada y extemporánea”.
Bajo su criterio, “no tenía por qué hacerse, pero bueno, quien tiene que dar explicaciones y razones es él, no soy yo”, afirmó en una entrevista a la Radio Galega, en la que negó interferencias del CCG en esta postura del autor de “Con pólvora e magnolias”.
“En absoluto, eso es que lo niego absolutamente, no solo personalmente sino también institucionalmente. Estaría fuera de lugar, en este y en cualquier otro caso de otra institución. Muchas de ellas, todas o casi todas, experimentaron en los últimos años cambios en sus directivos”, afirmó, y apuntó a la Fundación Rosalía, Penzol, el Instituto da Lingua Galega o a las universidades, con los cambios de rectores.
Subrayó respecto a este último ejemplo, que “acogemos al rector que venga y lo damos por bueno, lo que decida la universidad sobre sus rectores no es problema nuestro” y ya de un modo más genérico, puntualizó: “Podemos tener opiniones particulares, más adecuadas, menos adecuadas...”.
Ferrín ratificó el día 13 su salida de la RAG y advirtió de que esta estaba en riesgo, amenazada “interna y externamente”.

Comentarios