lunes 18/1/21

Dos acusados de intentar introducir tres toneladas de hachís niegan los hechos

Los dos acusados de intentar introducir en 2009, a través de las costas de Huelva, tres toneladas de hachís que previamente habían sido trasvasadas en alta mar, negaron ayer su relación .

Material incautado en una de las operaciones realizadas contra el narcotráfico en las costas de Huelva
Material incautado en una de las operaciones realizadas contra el narcotráfico en las costas de Huelva

Los dos acusados de intentar introducir en 2009, a través de las costas de Huelva, tres toneladas de hachís que previamente habían sido trasvasadas en alta mar, negaron ayer su relación con los hechos y alegaron que el día en el que fueron detenidos habían pactado un evento de pesca.
Durante la vista oral, celebrada ayer en la sección segunda de la Audiencia de Pontevedra, Benito G.M. y Juan Miguel M.V., ambos de la provincia de Huelva, se declararon inocentes, y el segundo afirmó que su relación con el primero “no tiene nada que ver con el transporte de drogas ni nada similar”.
La causa procede del Juzgado número 3 de Cambados porque la operación policial que desembocó en su detención surgió a raíz de una investigación desarrollada por el Servicio de Vigilancia Aduanera en torno a un grupo de narcotraficantes de la comarca de O Salnés.
En el marco de aquella investigación se supo que Benito G.M. había concertado con unas personas que no pudieron ser identificadas una entrega de tres toneladas de hachís en un punto entre la costa norteafricana y la de Huelva.
Este acusado le encargó a una tercera persona, que falleció en septiembre de 2010, que recogiera la droga a bordo de un pesquero de su propiedad, el “Zarapico”, y lo acercara hasta la costa, donde lo esperaba Juan Miguel M.V. en una embarcación de menor porte para llevarla hasta tierra.
Una operación que se quedó a medias al ser sorprendida la trama por la Guardia Civil.
Los encargados de trasvasar la droga huyeron y abandonaron la embarcación de menor porte con 25 fardos, mientras que desde el “Zarapico” fondearon el resto de la carga que quedó pendiente de desembarcar.
La Guardia Civil consiguió recuperar del fondo del mar 53 fardos. En total, el hachís intervenido arrojó un peso total de 2.568 kilos, con un valor en el mercado ilícito de unos 3,6 millones.
El fiscal rebajó en cinco meses la pena que pide para ambos, que queda en cinco años y dos meses, al apreciar la atenuante de dilaciones indebidas.

Comentarios