sábado 06.06.2020

La vuelta al mundo por un océano más limpio

Casi 500 años después de que Magallanes y Elcano recorrieran por primera vez el planeta en barco, un velero español trata de emular su hazaña mientras constata los daños de la contaminación en el mar
El velero “Pros”, que salió el pasado septiembre de Sanlucar de Barrameda, llegó este 20 de enero a Buenos Aires | aitor pereira (efe)
El velero “Pros”, que salió el pasado septiembre de Sanlucar de Barrameda, llegó este 20 de enero a Buenos Aires | aitor pereira (efe)

uando 500 años atrás Magallanes y Elcano dieron su primera vuelta al mundo lo hicieron por aguas limpias y libres de plástico, y volver a ese estado, a la par que emular a los dos aventureros, es el objetivo del velero “Pros”, que está realizando una circunnavegación contra los microplásticos en los océanos.

La embarcación de 21 metros partió el 20 de septiembre pasado de Sanlucar de Barrameda, dando inicio a una aventura que durante tres años los llevará a recrear la primera vuelta al mundo, realizando las misma paradas en fechas similares, en un ruta que este lunes llevó a sus tripulantes a Buenos Aires.

Durante el viaje, que se divide en 20 etapas, recogerán muestras de agua para analizar la cantidad de microplásticos –plásticos con menos de 5 milímetros de diámetro– y trazar un mapa con la contaminación por estos materiales, en colaboración con el Instituto Español de Oceanografía.

“Los científicos empiezan a preocuparse por cómo eso se va incorporando en la cadena trófica del ser humano, porque esos microplásticos forman parte de la alimentación de los peces, de los que luego nos alimentamos”, asegura  Diego Fernández, capitán del Pros para la nueva etapa que culminará en Punta Arenas, en la Patagonia chilena.

Los microplásticos se encuentran presentes en productos de uso cotidiano como dentífricos o cosméticos y llegan hasta los océanos a través de los sistemas de desagüe, aunque también pueden producirse por la descomposición de plásticos de mayor tamaño.

Fernández dará el relevo en Buenos Aires a Francisco Ruiz, quien capitaneó el velero desde el pasado 13 de noviembre, continuando con la dinámica de rotación de personal -cada etapa la realiza una tripulación de siete personas- que permitirá culminar la aventura gracias a la labor de 140 voluntarios de “Amigos de los Grandes Navegantes y Exploradores Españoles”.

“Un proyecto de la humanidad ”

El capitán saliente ha destacado que, pese a que esta aventura fue ideada por instituciones españolas, es “un proyecto de la humanidad”, que vivió un salto cualitativo gracias al hito que Magallanes y Elcano iniciaron el 20 de septiembre de 1519, y que finalizó tres años después con 18 supervivientes de los 250 marineros que componían la tripulación actual.

”Eran hombres de hierro en barcos de madera”, afirma Ruiz, quien reconoce que la aventura que realizan cuenta con muchas más facilidades que la de hace cinco siglos. Ahora hasta cuentan con un sistema desalinizador de agua, que les permite tomar “de vez en cuando una ducha de agua dulce rápida y ligera”.

Comentarios