sábado 04.04.2020

El futuro de la moda pasa por hacerse sostenible

La pasarela Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, que comenzó ayer su sección de desfiles fuera del recinto oficial, sirvió para debatir cómo la industria debe adaptarse y enfocarse en un modelo más ecológico
María Lafuente  inaugura los actos “Off” de la semana de la moda de Madrid con su colección  “Causalidad”  | huesca (efe)
María Lafuente inaugura los actos “Off” de la semana de la moda de Madrid con su colección “Causalidad” | huesca (efe)

La industria de la moda supone en España el 3% del PIB, alrededor de 20.000 empresas forman parte del sector y aglutinan a un 4% del total del empleo, aunque, sin embargo, no todas pueden subirse al tren de la sostenibilidad.

Esa es la conclusión que puede extraerse de la conferencia organizada por el Grado de Diseño de Moda de la Universidad Rey Juan Carlos, que forma parte del programa de actos en el “Off” de la pasarela Mercedes-Benz Fashion Week Madrid.

“El futuro de la moda pasa por la sostenibilidad”, dijo ayer la presidenta de la Asociación Moda Sostenible de España, Marina López, en la conferencia. “Hay conciencia” por parte del sector, pero también “mucho marketing” detrás de las grandes empresas, apuntó López ante un auditorio repleto de estudiantes que aspiran a ser los diseñadores del futuro y a quienes ha emplazado a “enfocarse en el ecodiseño”.

La moda hoy en día “no es sostenible, pero sí debe serlo en el futuro”, aseguró, y más para una empresa que se inicia en el sector. López ha señalado que el consumidor no es consciente del efecto de algunos tejidos sobre la piel y su incidencia en la salud, un hecho que tiene que ver con la sostenibilidad de la prenda.

La presidenta de Moda Sostenible ha añadido que no todas las empresas pueden abordar proyectos de sostenibilidad “aunque quieran”, porque no tienen “posibilidades ni económicas ni de recursos humanos” y cada una tendrá que establecer “una velocidad distinta para llegar a ello”.

La responsabilidad del consumidor

La mezcla de fibras en los tejidos es lo que más complica la sostenibilidad en las prendas. “Es difícil reciclar en la actualidad prendas que están repletas de remates, tachuelas, cremalleras y una mezcla de fibras que es difícil separar”, ha explicado López.

En la misma línea se ha expresado Carmen Torres, secretaria general de la Confederación Moda España, quien ha considerado que el reto de la sostenibilidad también está en manos del consumidor. “Seguimos comprando y tirando usando de forma compulsiva”, ha advertido.

La “concienciación” tanto del consumidor como de las empresas es el paso más importante. “Hay que tener en cuenta que no se puede comprar moda sostenible a precios ‘low cost’, porque las inversiones a las que deben hacer frente las empresas no lo permite”, aunque eso no significa que los márgenes aumenten.

Marina López ha reseñado que existen dos problemas básicos en la industria de la moda: uno es la superproducción y otro el hiperconsumo.

Comentarios