martes 20.08.2019

Como un cuadro de Pollock o un batido sin mezclar

La revista científica “Nature” acaba de publicar los resultados de una investigación en Utah, donde expertos comparan el manto terreste con una pintura del expresionista o los ingredientes sin licuar de un batido

El trabajo ayudará a los geólogos a redefinir su idea de cómo el material se desplaza hacia arriba a través de la capa terrestre
El trabajo ayudará a los geólogos a redefinir su idea de cómo el material se desplaza hacia arriba a través de la capa terrestre

l manto terrestre, la zona que habita entre la corteza y el núcleo del planeta tierra, se parece a un cuadro de Jackson Pollock o a los ingredientes de un batido sin mezclar, según un estudio publicado ayer en la revista científica “Nature”.


Estos son los símiles utilizados por la profesora de Geología de la Universidad de Utah (Estados Unidos) Sarah Lambart, que lideró la investigación, para ilustrar esa zona que es “aún más compleja” de lo que se creía hasta ahora. Según la capitana y sus compañeros, el manto es un “mosaico geoquímicamente diverso, muy diferente de las lavas que finalmente llegan a la superficie”. Por eso, resulta parecido a “si miras una pintura de Jackson Pollock”. Tiene muchos colores diferentes y esas tonalidades podrían pasar por los diversos componentes del manto”. Por su parte, las líneas son magmas producidos por esos componentes y transportados a la superficie”, explicó la experta. 


Para llegar a este resultado, los científicos analizaron el manto terrestre antes de que este se levante como lava en una cordillera en medio del océano. Examinaron los núcleos perforados a través de la corteza del océano para observar los minerales acumulados, los primeros que cristalizan cuando los magmas entran en la corteza.


El equipo encontró entonces que la variabilidad de isótopos –átomos que tienen el mismo número atómico pero diferente masa–, era siete veces mayor que en las lavas de la cordillera del océano, lo que significa que el manto está lejos de estar bien mezclado y que esta variabilidad se conserva en los acumulados.
La razón de esto es, según Lambart, porque probablemente “las diferentes rocas se funden a diferentes temperaturas” lo que resulta en que varias redes de canales “convergen hacia la cordillera del medio del océano pero no se mezclan”, respondiendo así a las rayas de pintura en una obra de Pollock.


Los expertos también compararon este fenómeno con un batido sin mezclar, mientras que la lava de la cordillera es el brebaje cuando ya ha pasado por la licuadora. “En algún punto entre el manto profundo y la cordillera, la Tierra enciende la batidora”, indicó Lambart, por lo que sus resultados muestran que en la parte superior del manto, la mezcla aún no ha sucedido. Este trabajo, según la revista británica, ayuda a los geólogos a redefinir su idea de cómo el material se desplaza hacia arriba a través de la capa terrestre. 
Hay que recordar que Pollock pintaba de varias maneras: a veces tiraba la pintura de un pincel o de un palo; en otras ocasiones, dejaba que esta pintura cayera sola desde la herramienta y a veces vertía directamente de la lata o perforaba agujeros en los tubos de pinturas.

Comentarios