sábado 15/8/20

Tensión e insultos en el acto de Cs en apoyo a la Guardia Civil en Alsasua

El presidente de Cs, Albert Rivera, afirmó ayer en Alsasua que “los valores de la democracia se están demostrando incompatibles con los valores del nacionalismo”, durante un acto de la plataforma ‘España Ciudadana’ en el que ha habido momentos de tensión e insultos por parte de un grupo de radicales que quiso boicotear el acto.

Tensión e insultos en el acto de Cs 
en apoyo a la Guardia Civil en Alsasua


El encuentro se desarrolló con un fuerte despliegue de la Guardia Civil y la Policía Foral, ya que en las calles próximas se produjo una movilización de protesta y se vivieron algunos momentos de tensión entre los manifestantes y los agentes.

Silbidos y gritos
Durante la intervención de Albert Rivera se escucharon silbidos y gritos “Alde hemendik, utzi pakean” (fuera de aquí, dejadnos en paz). Además, nada más empezar el acto, las campanas de la parroquia ubicada en la plaza de los Fueros, donde se desarrolló el evento, comenzaron a repicar y dificultaron que se escuchasen las intervenciones.
El acto contó también con la participación del filósofo y escritor Fernando Savater, y la víctima de ETA Beatriz Sánchez Seco. También se dieron cita en el encuentro representantes de Cs en Navarra, así como la presidenta del PPN, Ana Beltrán, y el portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, y miembros de Vox, entre ellos su presidente, Santiago Abascal, así como la víctima de ETA José Antonio Ortega Lara.
Rivera, que fue recibido con gritos de “presidente” y vivas a España y la Guardia Civil, lamentó durante su intervención que sea “necesario defender hoy que Navarra está unida a todos los pueblos de España” y que “no tiene sentido hablar de anexionismos sino compartir sinergias con el resto de pueblos de España”.
El presidente de la formación naranja afirmó que “hay que respetar todas las ideas pero no todas las ideas son igual de respetables, todas las ideologías caben en democracia siempre que respeten la democracia” y se ha mostrado dispuesto a “escuchar a quienes nos tiraron piedras pero no estoy dispuesto a que nos tiren piedras”. “Estoy dispuesto a vivir en un país donde hay gente que quiere la independencia pero no donde se rompa un país rompiendo la legalidad”, añadió el líder de la formación naranja.
Además, manifestó que “los valores de la democracia se están demostrando incompatibles con los valores del nacionalismo” que “es división y quebrar las reglas del juego”.
Rivera señaló que en Alsasua, el 15 de octubre de 2016 dos guardias civiles y sus parejas “fueron apalizados” por “el mero hecho de ser guardias civiles” y por “representar al Estado en Alsasua”.
“Estamos aquí porque si somos demócratas nos sentimos agredidos todos los españoles de bien”, continuó señalando Albert Rivera, que recalcó que el de ayer era “un acto cívico en defensa de la convivencia y la libertad”. “Estamos viniendo a un pueblo de España sin pedir permiso, pidiendo paso a pesar de las dificultades. No dejemos de pisar cualquier rincón de nuestro país porque unos radicales lo intenten evitar”, añadió.

Un homenaje a los héroes
Por otro lado, en alusión a pintadas en Alsasua en recuerdo de los condenados por la agresión a los guardias civiles, afirmó que le gustaría que “en este país se rindiera un homenaje a los héroes y no a los verdugos”. “No podemos permitir que lleguen a sus pueblos y les reciban con un homenaje”, continuó para destacar que “hay vencedores y vencidos, los vencedores son los demócratas y los vencidos, los agresores”.
Por su parte, el presidente del PP, Pablo Casado, señaló que el PP “no permitirá que Navarra sea anexo de nada, ni que los abertzales acaben con su rica historia foral y española”, toda vez que recuerda que lo “hicieron hace cuatro meses sin necesidad de hacer ruido”. “Es lo que venimos haciendo desde hace 40 años”, dijo.
Mientas, el portavoz del PSOE en el Senado, Ander Gil, advirtió ayer de que la derecha “’aznarizada’” devolvió al panorama político a José María Aznar, que llega con “dos dóberman atados a su mano” para “tumbar y enfangarlo todo” para “recuperar el poder”.
Así lo señaló durante su visita a la localidad burgalesa de Medina de Pomar. En este marco, se mostró especialmente crítico con la manifestación organizada por Cs en Alsasua al insistir que se trata de una “grave irresponsabilidad” de las “tres derechas” ya que, a su juicio, “aviva conflictos y agravios entre los españoles” en vez de “fomentar la convivencia”.
Además, Sortu, ante la “incursión de la ultraderecha española en Alsasua”, felicitó al pueblo de esta localidad navarra “por la dignidad, valentía y altura de miras que mostró a la hora de defender los derechos y libertades”. l

Comentarios