viernes 27/11/20

Sánchez proclama que el PSOE está “de nuevo en pie para cambiar España”

relevo en el psoe

El flamante secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, proclamó que los socialistas están “de nuevo en pie y en marcha para cambiar España una vez más” y aseguró que hoy (por ayer) es un “mal día” para los que quieren que su partido esté “débil”, porque salen de su congreso “más fuertes y unidos”.

Pedro Sánchez, durante su discurso de clausura del congreso   J.J. Guillen
Pedro Sánchez, durante su discurso de clausura del congreso J.J. Guillen

El flamante secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, proclamó que los socialistas están “de nuevo en pie y en marcha para cambiar España una vez más” y aseguró que hoy (por ayer) es un “mal día” para los que quieren que su partido esté “débil”, porque salen de su congreso “más fuertes y unidos”.
“Hoy es un mal día para la derecha española, para los que quieren imponernos su moral y erosionar el Estado del bienestar, para los de los sobres llenos y las conciencias vacías, para los tramposos que se envuelven en banderas de España pero se llevan el dinero a paraísos fiscales”, dijo en la clausura del congreso federal extraordinario que le ratificó en el cargo.
En una intervención de aproximadamente una hora, Sánchez hizo hincapié en que su reto es ganar las próximas elecciones –“lo hemos hecho dos veces y estamos en marcha para hacerlo una tercera”, dijo– con un proyecto “alternativo” al PP y dirigido a una “clase media y trabajadora que se siente desamparada” en un país “hastiado, indignado y herido”.
“El reto es dar a España un camino diferente al que ofrece la derecha”, señaló, tras recalcar que el suyo siempre ha sido el partido “del cambio”, el que “une voluntades” y el que “transforma voluntades en hechos”.
A modo de discurso de candidato a la Presidencia del Gobierno, Sánchez defendió que hay que emprender una “segunda transición económica, en defensa de la clase media y trabajadora”, y llamó a poner en pie para ello una “alternativa económica socialista”, que impulse el desarrollo y que garantice el Estado del bienestar.
Con multitud de menciones a los líderes territoriales, a los expresidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero y a su predecesor, Alfredo Pérez Rubalcaba, el nuevo líder socialista implicó a todo su partido en la tarea de “modernizar el PSOE y modernizar España”.
Renovó su compromiso de que lo primero que haga cuando gobierne sea derogar la reforma laboral; defendió una España donde no haya “generaciones perdidas ni olvidadas”.

propuestas
También subrayó que su respuesta a la propuesta de Rajoy de ir a la elección directa de alcaldes es un “claro y rotundo no” y aconsejó al presidente que “si de verdad quiere regenerar la democracia empiece a limpiar su casa”.
Sobre Cataluña, insistió en que la vía federalista es la “única” posible, porque es la que “garantiza la unión de los pueblos de España.
Tras defender que el PSOE es un partido “laico”, pero no “anticlerical”, aseveró que propondrá derogar los acuerdos con la Santa Sede, momento en el que recibió la mayor ovación.
Dijo que espera “seducir” también con su proyecto a los “abstencionistas hastiados de la política”, a los que se “sienten engañados” por el PP y a “todos los españoles que quieren cambiar las cosas”. n

Comentarios