lunes 18/1/21

Sánchez ataca con la abstención, Díaz le afea los malos resultados y López espera

El debate entre los tres candidatos del PSOE a la Secretaría General se centró, en gran medida, en los ataques que lanzó Pedro Sánchez contra Susana Díaz por la abstención del partido para que gobernara el PP

Susana Díaz y Pedro Sánchez se saludan ante la atenta mirada de Patxi López | Ángel Díaz (efe)
Susana Díaz y Pedro Sánchez se saludan ante la atenta mirada de Patxi López | Ángel Díaz (efe)

El debate entre los tres candidatos del PSOE a la Secretaría General se centró, en gran medida, en los ataques que lanzó Pedro Sánchez contra Susana Díaz por la abstención del partido para que gobernara el PP. La presidenta andaluza, por su parte, le recriminó sus derrotas electorales, la división del partido, los “bandazos” que da en relación con el modelo de Estado y su concepción de una España plurinacional. Mientras, Patxi López, quien considera que la abstención fue un “error”, advirtió a ambos candidatos que se equivocan de debate por enzarzarse con el modelo de Estado y llegó a preguntar a Pedro Sánchez si conocía verdaderamente lo que significa el término “nación”.

1 “No mientas, cariño”
En el primer bloque del debate, el político, la bronca se centró principalmente entre Susana Díaz y Pedro Sánchez, con una continua sucesión de reproches: “No mientas, cariño”, le llegó a espetar la presidenta andaluza al exsecretario general, además de restregarle que ella no es su problema, sino que ha perdido la confianza de casi toda su Ejecutiva y que ni Zapatero, ni Felipe Gónzalez se fian de él.

Mientras que Pedro Sánchez atacó a la presidenta andaluza con reproches constantes por la abstención para que gobernara el PP –que espetó en su minuto de inicio del debate y continuó en sus siguientes intervenciones–, además de reprochar a Susana Díaz que le haya cuestionado como secretario general desde que le eligieron, al tiempo que la echaba en cara haber sido el último en conocer el adelanto electoral en Andalucía.

Sin embargo, Susana Díaz rebatió desde el minuto uno la acusación de la abstención, queriendo dejar claro que si el PP ha gobernado ha sido por el “desastre” electoral del PSOE con Pedro Sánchez al frente, llegando a echarle en cara que él es el PSOE que “más conviene” al PP.

El exsecretario general también intentó desarmar a Susana Díaz con el modelo de Estado, y para defender su propuesta de Estado plurinacional, esgrimió un documento de la Fundación Alfonso Perales que se centraba en esa idea, asegurando que la presidenta andaluza lo apoyó en su día. Pero la respuesta de Díaz fue inmediata y sin dejarle terminar exclamó: “No mientas, cariño”.

2 Un López apaciguador
Mientras Sánchez y Díaz protagonizaban un debate tenso y lleno de reproches y alusiones personales, Patxi López, en medio del constante fuego cruzado de sus rivales, ejerció de apaciguador y afeó a ambos su fijación por el pasado del partido al mismo tiempo que insistió en la necesidad de poner fin a la “pelea” entre socialistas: “No se trata de poner el izquierdómetro, sino de ser la izquierda”, subrayó.

3 Contra la gestora
El exsecretario general del PSOE también cargó contra la gestora que dirige el partido al denunciar la “involución en el discurso democrático” de la formación estos meses y defendió que a partir del próximo 21 de mayo puede comenzar un “nuevo PSOE”. Por su parte, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, recordó que Tomás Gómez y su dirección en el PSOE de Madrid “fueron disueltos por una posible encuesta”.

López, por su lado, hizo hincapié en que el PSOE está en una situación muy delicada y que hace falta que el Secretario General lo sea “a jornada completa”. De esta manera, cuestionaba la posibilidad de que, si gana Díaz, continúe al frente de la Junta de Andalucía. Y cuando Díaz le recordó que fue lehendakari y líder del PSE, subrayó que entonces le animaron a presentarse al Congreso de Sevilla, en 2012, y no lo hizo para no dejar el Gobierno vasco.
Pedro Sánchez entró en este asunto, pero para defender que la cuestión de las incompatibilidades la van a decidir los militantes con su voto el próximo domingo. Eso sí, recordó que cuando Cospedal era presidenta de la Junta de Castilla-La Mancha y número dos del PP, los socialistas le pedían que se quedara “en Toledo y no en Madrid”.

Por su parte, Susana Díaz insistió en que lo importante es cumplir con lo prometido y con el trabajo y defendió que no duda de la entrega de Patxi López en el País Vasco, aunque “los resultados fueron los que fueron” y en las urnas “podían haber sido mejores.

4 Guiño de Pedro a Patxi
El exlíder del PSOE hizo también un guiño al exlehendakari para que se una a su candidatura, incluso tras las primarias del próximo día 21, y le dijo que sus propuestas están incluidas en el proyecto que él encabeza.“Hay que construir la unidad antes y después del 21” afirmó Sánchez, para decirle a López que quienes como ellos defienden que la abstención a Mariano Rajoy fue “una equivocación” tienen cabida en su proyecto, aunque sea después de las primarias, frente a otras “candidaturas”, en alusión a la de Díaz. “Respeto que llegues hasta el 21 de mayo y haya una papeleta con tu nombre, pero que sepas que este proyecto es nuestro proyecto y que tus propuestas están incluidas en el que yo estoy encabezando“, añadió.

5 Petición de voto
La candidata andaluza pidió el voto a la militancia socialista para “levantar” al PSOE y liderarlo “desde la humildad y la decencia”, López argumentó que él puede recuperar la “unidad” interna para que el PSOE se enfrente después a la derecha, y Sánchez reclamó el voto para recuperar un partido “coherente, generoso y creíble”, que “solo así” volverá a ser ganador.

Con estos mensajes resumieron sus propuestas a la militancia los tres aspirantes. Tomó primero la palabra Díaz. La presidenta de la Junta aseguró que un socialista es honesto, sincero y habla claro “en todos los rincones de España” y que ella pide el voto “desde la humildad, la decencia y la generosidad”. Le siguió López, quien volvió a pedir el voto para cerrar el enfrentamiento del partido y para tener “claro” el sitio del PSOE en la izquierda. Sánchez cerró situando la abstención en la investidura de Rajoy como mal mayor del PSOE y causa de su situación.

Comentarios