martes 4/8/20

Puigdemont tendrá difícil parar una euroorden diseñada para ser automática

La defensa del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y los exconsejeros que lo acompañan en Bélgica tendrá difícil parar la euroorden de España contra ellos, puesto que esta herramienta fue diseñada para garantizar una entrega casi automática entre países, dijo ayer a Efe un experto penalista.

El Govern colgó una fotografía actualizada, donde se pueden ver una pierna y un trozo de americana de un “mal borrado” Santi Vila, entre Oriol Junqueras y Carles Puigdemont | GENERALITAT
El Govern colgó una fotografía actualizada, donde se pueden ver una pierna y un trozo de americana de un “mal borrado” Santi Vila, entre Oriol Junqueras y Carles Puigdemont | GENERALITAT

La defensa del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y los exconsejeros que lo acompañan en Bélgica tendrá difícil parar la euroorden de España contra ellos, puesto que esta herramienta fue diseñada para garantizar una entrega casi automática entre países, dijo ayer a Efe un experto penalista.
“Hay muchas posibilidades de que sea ejecutada, salvo si se gana un poco de tiempo, pero en principio no hay razón para que no sea ejecutada”, explica el abogado y profesor de Derecho Penal en la Universidad Libre de Bruselas, Pierre Chomé. En este sentido, añade que “hicimos la orden europea para que esto sea totalmente automático”, en referencia a la orden europea de detención y entrega (OEDE), el instrumento que la Audiencia Nacional ha utilizado para pedir a Bélgica la extradición de los exdirigentes catalanes que llegaron a Bruselas el 30 de octubre.

El juez de la Cámara del Consejo (tribunal de primera instancia belga) debe decidir si le da cumplimiento después de la audiencia que se celebrará el 4 de diciembre, fecha fijada tras el aplazamiento de la vista del pasado viernes, y hasta ese día tanto la defensa como la Fiscalía de Bruselas pueden presentar sus alegatos por escrito.
El Ministerio Público belga pedirá que se ejecute la orden por todos los cargos que pide la justicia española salvo el de prevaricación, y considera que los de sedición, rebelión, malversación y desobediencia tienen como equivalente en la ley belga la coalición de funcionarios y desvío de fondos públicos.
Para Chomé, aunque quien decide sobre la orden es el juez y no el fiscal, en esta tesitura será difícil invalidarla puesto que todos los países de la UE comparten las mismas reglas de procedimiento.
Este experto considera que lo normal sería que el juez belga diga a los acusados que, aún cuando tengan razón, deben probarlo ante la justicia española.

Comentarios