miércoles 21/10/20

Puigdemont descarta renunciar a su escaño y vuelve a pedir mediación

El expresident de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont descartó ayer renunciar a su escaño de diputado en el Parlamento catalán y planteó la necesidad de que se abra una mediación internacional para solucionar un conflicto que, recalcó, es político y no judicial.

Puigdemont ofrece una rueda de prensa en Berlín | clemens bilan (efe)
Puigdemont ofrece una rueda de prensa en Berlín | clemens bilan (efe)

El expresident de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont descartó ayer renunciar a su escaño de diputado en el Parlamento catalán y planteó la necesidad de que se abra una mediación internacional para solucionar un conflicto que, recalcó, es político y no judicial.

Tras su salida el viernes de la prisión de Neumunster, Puigdemont ofreció ayer una rueda de prensa en Berlín, donde confirmó que fijará su residencia hasta que la justicia alemana resuelva la petición de extradición a España.

Dijo que su intención no es interferir en la política alemana, pero sí consideró que el conflicto catalán necesita una mediación internacional, con ayuda “de otro país –diferente a España– o de una organización internacional”.
Puigdemont reiteró que “no tiene por qué” renunciar al acta de diputado para facilitar una investidura porque tiene sus “derechos intactos” y subrayó también que retiró “provisionalmente” su candidatura a la presidencia de la Generalitat, para facilitar la formación de un gobierno.

Fracaso clamoroso
Preguntado sobre si la independencia es la única solución aceptable, señaló que es su propuesta después del “fracaso clamoroso” de varios “ensayos en intentos” de probar otras fórmulas, pero aceptó que puede haber otras propuestas y se mostró dispuesto a escuchar las del Gobierno español.
“¿España tiene un proyecto para Cataluña? Nos gustaría verlo y discutirlo, estamos dispuestos a escuchar”, aseguró Puigdemont.

En este contexto volvió a pedir “un cambio de estrategia” a Madrid y que permita la investidura del número dos de su partido, JxCat, Jordi Sánchez.

Puigdemont reafirmó la propuesta de candidatura de Sánchez para la presidencia de la Generalitat, pese a estar encarcelado en Soto del Real (Madrid), tras la queja presentada por el exlíder de ANC ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU y el documento firmado por dos de sus miembros, que pidieron al Gobierno español que garantizara el ejercicio de sus derechos políticos.

“Les invito a cambiar de estrategia y a dar el primer paso para que este conflicto que es político pueda tener una resolución política”, manifestó dirigiéndose al Ejecutivo español, subrayando que su compañero tiene “intactos sus derechos como diputado”.

Sin interferencias
Puigdemont, quien instó a Madrid a no “interferir” en el Parlamento de Cataluña, señaló también que no tiene intención de dejar su escaño, y recordó que retiró “provisionalmente” su candidatura a la presidencia de la Generalitat.


Entre llamamientos al diálogo y a la negociación, señaló que la independencia es su “propuesta” después del “fracaso clamoroso” de varios “ensayos” de probar otras fórmulas, pero aceptó que puede haber otras propuestas y se mostró dispuesto a escuchar las del Gobierno español.
Además, el político huido señaló ayer que fijará su residencia en Berlín, lo que comunicó a las autoridades judiciales alemanas tras salir de prisión, hasta que pueda volver a Bruselas, si acaba como él desea el proceso de extradición a España.

“Yo continúo estando en el exilio”, manifestó Puigdemont para señalar que, si al final de proceso de extradición que se sigue en la Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein se le permite viajar libremente, su idea es regresar a Bruselas,. “Mi intención, obligación y voluntad es quedarme en Alemania” mientras su estudia la extradición. l

Comentarios