domingo 20/9/20

El PSOE y Esquerra reanudan los contactos en la recta final del año

Los socialistas apuran las negociaciones para tener una investidura en la primera semana de enero
Pedro Sánchez, durante la videoconferencia por la que habló con miembros del Ejército en Nochebuena | aec
Pedro Sánchez, durante la videoconferencia por la que habló con miembros del Ejército en Nochebuena | aec

Las reuniones entre el PSOE y ERC, paralizadas a la espera de que la Abogacía del Estado se pronuncie sobre la inmunidad de Oriol Junqueras, se reactivaron en la recta final del año, lo que atisba el apremio de los socialistas por sacar adelante la investidura en la primera semana de enero. En total, los equipos negociadores de ambos partidos matnuvieron cuatro reuniones, la última el viernes, de la que apenas ha trascendido su contenido y que, a diferencia de las tres anteriores, no fue convocada, lo que vislumbra la premura del PSOE por sacar adelante la investidura de Pedro Sánchez a más tardar el cinco de enero.

El Gobierno en funciones, como reiteró ayer a Efe la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, mantiene que aún hay tiempo para conseguirla “antes de Reyes”. “Queremos terminar este año con optimismo y vamos a tener la investidura de Pedro Sánchez cuanto antes”, dijo Valerio, que apostó por que las negociaciones concluyan “cuanto antes”, aunque recordó que ella no se sienta en la mesa de negociación con los partidos y no conoce los términos en que se encuentra. 

Pero eso será siempre y cuando la Abogacía presente el informe el lunes (aunque la fecha límite es el 2 de enero) y, de esta manera, manifieste la situación en la que queda Junqueras, lo que determinará si ERC decide abstenerse o no en la votación que propiciaría que Sánchez sea investido.

En este contexto, las críticas de la oposición sobre una supuesta opacidad en las negociaciones prosiguen y se suma la denuncia de los partidos de que el Ejecutivo en funciones no haya aprobado la revalorización de las pensiones en el último Consejo de Ministros del año y la hayan supeditado, opinan, a la investidura.

Ayer, el vicesecretario de Participación del PP, Jaime de Olano, acusó a Sánchez de convertir su Gobierno en el “más opaco de la democracia”, al no comparecer para explicar “qué es lo que está dispuesto a ceder ante los independentistas catalanes”. “El futuro de una nación nunca se puede decidir en una cárcel con un delincuente”, opinó en referencia a Junqueras, condenado por el Tribunal Supremo. Mientras, Coalición Canaria-PNC se sumó a estas críticas y consideró un “chantaje inadmisible” congelar las negociaciones. Además, calificó de “impresentable” que un Gobierno socialista “quiera hacer rehenes” a más de nueve millones de pensionistas, en mitad de unas negociaciones para la investidura con el fin de utilizarlos como moneda de cambio. 

Pese a paralizarse las reuniones, las conversaciones entre las delegaciones del PSOE y de ERC no cesaron, ni siquiera después de unas declaraciones del responsable de Organización de los socialistas, José Luis Ábalos, sobre la supuesta renuncia de Esquerra a la vía unilateral.

Comentarios