PP y VOX presentan un programa para Castilla y León con cambios en violencia de género e inmigración

El líder de Vox en Castilla y León, Juan García-Gallardo y el presidente en funciones de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (d), comparecen tras la firma del pacto de Gobierno/EP

El presidente de la Junta en funciones, Alfonso Fernández Mañueco, y el líder de VOX y procurador en la Comunidad, Juan García-Gallardo, han rubricado este jueves un acuerdo de Gobierno para Castilla y León que, como han defendido, garantiza "estabilidad, solidez y gestión eficaz", que nace con el fin de permanecer durante los próximos cuatro años y que "destierra" el "fantasma" de la repetición electoral.


Fernández Mañueco y García-Gallardo han firmado este acuerdo que se compone de 11 ejes y 32 acciones programáticas tras cerrar el pacto diez minutos antes de que se celebrara el acto de constitución de las Cortes, cuestión que también se incluyó dentro de la negociación y que se ha cerrado con la Presidencia de VOX en el parlamento regional.


Ambos han insistido en que este pacto se ha cerrado en torno al programa y sin hablar de sillones, no obstante sí han precisado que la Junta tendrá diez consejerías de las que tres, además de la Vicepresidencia, serán ocupadas por VOX que, como ha señalado García-Gallardo, renuncia a la Portavocía del Ejecutivo, algo que asumirá el PP. Además, sí que han dejado claro que la Consejería de Familia se mantendrá en el Ejecutivo regional.


Ley de "violencia intrafamiliar"

El acuerdo de legislatura incluye entre sus acciones previstas la aprobación de una "ley de lucha contra la violencia intrafamiliar", a la vez que actualizarán la normativa vigente -violencia de género- para "mejorar la atención a las víctimas", especialmente de "menores, mayores, mujeres, personas con discapacidad o vulnerables".


Así figura en el punto 10 del documento suscrito por Mañueco y García-Gallardo, en concreto en el apartado de las acciones de gobierno, que también incluye en su punto 32 promover desde la Junta "una inmigración ordenada que, desde la integración cultural, económica y social, y en contra de las mafias ilegales, contribuya al futuro de Castilla y León".


Prometen estabilidad

Así, durante su comparecencia ante los medios de comunicación para defender el programa pactado, ambos dirigentes han insistido en que este acuerdo asegura la "estabilidad y la solidez", al tiempo que avanza en una "gestión eficaz" en un momento en el que se vislumbran "tiempos complejos y turbulentos" desde el punto de vista tanto económico como de creación de empleo.


De este modo, Alfonso Fernández Mañueco ha garantizado ante García-Gallardo que cumple sus compromisos por encima de su interés personal y de partido, a lo que el responsable de VOX ha señalado que la rúbrica de este jueves avanza hacia una unión "estable, duradera y fructífera".


"Más allá intereses partidarios o personales ponemos por encima los intereses de las personas, con este acuerdo garantizamos la estabilidad política en Castilla y León y desterramos cualquier fantasma de repetición electoral", ha zanjado Fernández Mañueco, a lo que García-Gallardo ha señalado que este pacto es un "éxito" para la Comunidad. "Estoy entusiasmado", ha asegurado el líder de la formación de Abascal.


Antes de presentar el pacto entre las dos formaciones Fernández Mañueco ha retrocedido al que, a su juicio, ha sido el germen de este acuerdo y que ha situado en el 10 de marzo de hace justo un año, cuando el PSOE presentó en las Cortes una moción de censura "sustentada en tránsfugas" y que abrió un "periodo de inestabilidad" que desembocó en esta cita electoral.


García-Gallardo ha insistido en el "honor" que siente en un día que ha calificado de "histórico" para VOX. "Es la primera vez que entramos en un Gobierno regional y aceptamos el reto con máxima responsabilidad, vamos a gobernar para todos, esta alianza va a dar un buen ejemplo al resto de comunidades y a toda la nación sobre las posibilidades de Gobierno que pueden existir", ha avanzado.


El líder de VOX ha reseñado que en estos días de negociación PP y la formación de Abascal han conciliado posiciones y "modulado posturas" a favor del "interés de las personas".


PP y VOX presentan un programa para Castilla y León con cambios en violencia de género e inmigración

Te puede interesar