domingo 25/10/20

Pablo Crespo se enfrenta a 24 años de cárcel en el segundo juicio derivado de la trama “Gurtel”

El juicio contra la excúpula del PP de la Comunidad Valenciana (PPCV) liderada por Francisco Camps arranca hoy para analizar si la formación política pagó con dinero negro a la empresa vinculada a la trama “Gurtel".

Pablo Crespo llega a la Audiencia en compañía de su abogado | aec
Pablo Crespo llega a la Audiencia en compañía de su abogado | aec

El juicio contra la excúpula del PP de la Comunidad Valenciana (PPCV) liderada por Francisco Camps arranca hoy para analizar si la formación política pagó con dinero negro a la empresa vinculada a la trama “Gurtel”, Orange Market, los actos de campaña relativos a las elecciones municipales y autonómicas de 2007 y las generales de 2008.

Altos cargos
El Juzgado Central de lo Penal de la Audiencia Nacional juzgará a una veintena de personas acusadas de delitos electorales, falsificación de documentos mercantiles y contra la Hacienda Pública, entre los que se encuentran el líder de la trama “Gurtel”, Francisco Correa; su “numero dos”, el gallego Pablo Crespo; y el responsable de Orange Market, Álvaro Pérez, “El Bigotes”. El juicio se dirige también en contra cinco ex altos cargos “populares” valencianos como Ricardo Costa y Vicente Rambla.
El resto de acusados son empresarios sospechosos de financiar de forma irregular a la formación política, como el exconsejero delegado de Repsol Ramón Blanco Balín y Vicente Cotino, sobrino del expresidente de las Cortes Valencianas Juan Cotino.

Acuerdo con la Fiscalía
Precisamente todos los empresarios salvo Blanco Balín, considerado “cerebro” financiero de la red corrupta, llegaron a un acuerdo de conformidad con la Fiscalía Anticorrupción tras reconocer que realizaron distintos abonos al PPCV con ocasión de las citadas campañas electorales.
Este juicio de la trama “Gurtel”, que tanto condicionó la agenda política de los últimos años, es el segundo que celebra la Audiencia Nacional. El primero de ellos fue el relacionado con la primera época de actividades de la red liderada por Correa (1999–2005), que aún está pendiente de conocerse la sentencia.
Ahora el magistrado José María Vázquez Honrubia se encargará de juzgar los hechos investigados en las piezas 1,2 y 6 de la rama valenciana de la causa. El fiscal recuerda en su escrito de acusación que Correa controló un grupo de empresas que “aprovechó” el acceso a “determinadas personas” que desarrollaban su actividad política en la Comunidad Valenciana para resultar beneficiario en la adjudicación de contratos.
Por ello, Fiscalía pide para Correa y Crespo 24 años y medio de prisión; mientras que para “El Bigotes” solicita 27 años de prisión. Estos tres se encuentran ya en prisión cumpliendo la condena de hasta trece años impuesta por el Tribunal Superior de Justicia de Valencia por amañar los contratos del expositor de la Comunidad Valenciana en la Feria Internacional de Turismo.
Para los exaltos cargos del PP valenciano solicita siete años y nueve meses de cárcel, menos para la extesorera del PPCV Yolanda García, que solo se enfrenta a seis meses de prisión. En cuanto a los empresarios arrepentidos han aceptado las penas que oscilan entre 15 y 21 meses.
Este juicio se celebra casi dos años después de que el juez instructor de la Audiencia Nacional José de la Mata dictase apertura de juicio oral contra los veinte acusados, de los cuáles uno de ellos se sienta en el banquillo a petición de la acusación popular ejercida PSOE valenciano.
Realmente, la investigación de estas tres piezas la realizó el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV), pero en marzo de 2015 se inhibió a favor de la Audiencia Nacional al declarar que no tenía competencia después de la renuncia de Costa y la extesorera Yolanda García a su escaño.

Comentarios