Mañueco descarta una repetición electoral e insiste en un Gobierno "estable y en solitario" para cuatro años

El candidato 'popular' a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha descartado este jueves la posibilidad de que se vaya a producir una repetición electoral en la Comunidad Autónoma y ha insistido en su apuesta por sacar adelante un Gobierno "sólido, fuerte, en solitario y para cuatro años". "No va a haber adelanto electoral y en las próximas semanas habrá un Gobierno fuerte y estable que surgirá de un pacto parlamentario", ha sentenciado.


Así lo ha asegurado Fernández Mañueco en la rueda de prensa en la que ha detallado el calendario negociador que liderará el PP, como ganador de las elecciones autonómicas del 13 de febrero, en el que el partido autonómico llevará las riendas del diálogo con los partidos que han obtenido representación parlamentaria porque tiene "las manos libres y la mente abierta" en su premisa de que Castilla y León "es todo y está por encima de todo".


"Programa, proyecto y gobierno", ha resumido Fernández Mañueco que ha insistido en que basará la negociación en el programa de gobierno con 1.000 medidas con el que se presentó a las elecciones del pasado domingo a partir del que quiere obtener un pacto parlamentario que sustente ese gobierno "con una sola voz" formado por gente con experiencia para que sea "una piña al servicio de esta tierra".


Fernández Mañueco ha abogado además por conseguir para Castilla y León un gobierno que tenga "las ideas claras" ya que sabe de dónde viene "y, lo más importante, a dónde encaminar los pasos para llegar a la meta", en referencia a afrontar los retos de futuro de la Comunidad Autónoma.


A la espera de lo que depare la ronda de diálogo con todas las fuerzas, el presidente del PP de Castilla y León ha llamado a "ceñirse a los hechos" y rechazado hablar de hipótesis o de "política ficción" o anticipar nada "ni en un sentido --la abstención del PSOE-- ni en otro --acordar con Vox--" porque "no conviene", ha reconocido para pedir "serenidad y tranquilidad" ante las "distintas posibilidades" que hay sobre la mesa en torno al programa y al proyecto para aclarar que cualquier otra consideración, en referencia a los cargos, van después de la elaboración de ese programa y de ese proyecto.


Lo mismo ha defendido para cuestiones como la derogación de la Ley de violencia de género o del decreto de la memoria histórica que ha exigido Vox, asuntos que forman parte del diálogo y sobre los que no ha querido añadir nada más, como tampoco sobre la posibilidad de que los de Santiago Abascal asuman la presidencia de las Cortes.


"Yo sólo hablo de hechos", ha aclarado Fernández Mañueco que ha insistido en que su responsabilidad ahora mismo es conseguir cerrar un Gobierno a través de unas negociaciones "sin límites, ni cortapisas, ni condiciones" a las personas que acudirán a las negociaciones y ha informado que, en su caso, estará acompañado por el secretario autonómico, Francisco Vázquez, por Raúl de la Hoz, por Carlos Fernández Carriedo y por Isabel Blanco.


"El PP va a estar siempre representado y muy bien representado", ha zanjado para rechazar imposiciones de otros partidos, como Por Ávila, a su equipo negociador.


Preguntado por el sentido de la autocrítica que asumió tras la reunión de la Junta Directiva del pasado martes, ha aclarado que en ningún caso versaron sobre el adelanto electoral para reiterar que tuvo siempre un apoyo "claro, rotundo, tajante y unánime" de todo el partido y en todos los ámbitos. En este sentido, ha explicado que esa autocrítica se centró en cómo afrontar el trabajo de cara a las municipales desde el reconocimiento de que se puede mejorar el resultado si bien ha aclarado que la victoria del domingo "ha sido suficiente".


"Castilla y León está por encima de todo", ha concluido su comparecencia ante la prensa Alfonso Fernández Mañueco que ha reiterado que tiene "meridianamente claro y cristalino" su objetivo de formar un gobierno sólido, estable, para cuatro años y en solitario, ha reiterado.

Mañueco descarta una repetición electoral e insiste en un Gobierno "estable y en solitario" para cuatro años

Te puede interesar