Luis Planas choca con Garzón y le replica que la alimentación no es su competencia

Luis Planas/EFE/ Zipi
|

La polémica por las críticas de Alberto Garzón a las macrogranjas ha hecho hoy hablar al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, que ha tachado sus palabras de "bastante desafortunadas" y le ha reprochado que no le llamara cuando la alimentación no es un asunto de su competencia.


Finalmente, los dos responsables han conversado este martes después del Consejo de Ministros y tras varios días coleando la controversia.


Para Unidas Podemos, Planas ha vuelto a hacerse eco de este bulo, ha reprochado Javier Sánchez, diputado morado y secretario tercero de la Mesa del Congreso, quien ha asegurado que Garzón "en ningún caso" habló de la ganadería española, sino que se refería a un práctica que hasta la UE quería limitar y ha cargado contra el PSOE por no frenar en la Mesa unas preguntas del PP, Cs y Vox dirigidas a Garzón para ser planteadas en la comisión correspondiente.


También en la misma línea se ha pronunciado el portavoz nacional de Podemos, Pablo Fernández, que ve "preocupante" y "grave" que cargos del PSOE incluido el ministro de Agricultura den "pábulo a los bulos de la derecha y la ultraderecha" sobre Garzón.


Mientras tanto, el ministro ha guardado silencio y no ha entrado en esta nueva polémica en la que se ve inmerso, ni tampoco lo ha hecho en las redes sociales aunque sí ha retuiteado cuestiones que tenían que ver con las macrogranjas.


Pese a los ataques de Unidas Podemos al PSOE por "tragarse" lo que ellos insisten en que es un bulo, el portavoz de Unidas Podemos en la Cámara, Pablo Echenique, ha quitado hierro a este nuevo encontronazo en el seno de la coalición de gobierno al descartar por completo una eventual ruptura y circunscribir este choque a la proximidad de las elecciones en Castilla y León.


En el Congreso, donde se ha reunido la Mesa por primera vez tras las vacaciones navideñas, PP, Vox y Cs han pedido la comparecencia del ministro, la reprobación y su cese, todo a la vez, y han censurado al presidente del Gobierno que no lo haya cesado pese a que consideran que ha atacado a sector ganadero y deja "a la altura del barro" la imagen exterior de España.


Los populares y el partido de Santiago Abascal se unen así a la iniciativa de Ciudadanos, un día después de que Sánchez desautorizase a Garzón al señalar que lamentaba muchísimo la polémica suscitada tras las declaraciones del ministro contra las macrogranjas por contaminar y exportar carne "de peor calidad".


Para la portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, Sánchez debería haber cesado a Garzón "desde el minuto uno", pero "no quiere o ha decidido que no puede" para no discutir con la parte morada del Gobierno, aunque confía en que los ministros socialistas "se mojen" a la hora de reprobar a Garzón.


Ciudadanos ha insistido en sus críticas y ha exigido el cese del ministro de Consumo porque no es tolerable que un miembro del Ejecutivo vaya por ahí "echando piedras sobre el tejado de España", ha dicho el portavoz parlamentario, Edmundo Bal.


Los naranjas piden además eliminar el Ministerio de Consumo que, creen, no sirve para nada y dedicar su presupuesto a realizar una campaña internacional para promocionar la industria agroalimentaria.


También se han sumado a las peticiones de que el ministro sea cesado la Unión de Agricultores (Unió de Pagesos), que cree que Garzón adolece de "falta de coherencia y seriedad" por dedicarse a "generar bulos sobre la calidad de la carne que se produce en el país", ha dicho a Efe el responsable de sectores ganaderos de esta organización, Jordi Armengol.


A estas críticas, se han añadido también otras iniciativas para promover mociones en los ayuntamientos en defensa, por un lado, de la ganadería tradicional y el rechazo a la intensiva, como es el caso de Unidas Podemos, en el País Vasco, o en contra de Garzón, como prevé hacer Vox en la Región de Murcia.

Luis Planas choca con Garzón y le replica que la alimentación no es su competencia