martes 19/1/21

Illa asegura que “no habrá 17 Navidades distintas” y pide a los grupos remsar en la misma dirección

El PP propone realizar pruebas de Covid-19 a las personas que se muevan entre las comunidades

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, insistió ayer en que trabaja con las comunidades para consensuar un conjunto de recomendaciones de salud pública comunes de cara a las fiestas y aseguró que “no habrá 17 Navidades”, tras lo que instó a todos “remar en la misma dirección”.

Así lo afirmó durante su séptima comparecencia que hace en la Comisión de Sanidad del Congreso desde que tomó posesión del cargo en enero y en la que reconoció que “todos estamos cansados” de muchos meses con “grandes restricciones y pérdidas”, pero reclamó no bajar la guardia.

“Entiendo perfectamente que se acercan unas fiestas señaladas y que lo que más queremos es reencontrarnos y celebrar con nuestras familias y seres queridos estos días”, subrayó Illa, que hizo un llamamiento a la ciudadanía para “construir entre todos unas Navidades distintas”.

En este sentido, apeló “a un principio de salud pública, que es en realidad un sentimiento muy navideño, como es la solidaridad”, y reiteró la voluntad del Gobierno de llegar a un consenso con las comunidades autónomas para conseguir un plan común de recomendaciones común para las fiestas navideñas.

De esta forma respondía a la afirmación del parlamentario de UPN Sergio Sayás, que señaló que cada comunidad autónoma ya está diciendo que en Navidad va a hacer “lo que le dé la gana” y que “es una temeridad que tengamos 17 Navidades distintas”.

Propuesta del PP

También quiso responder a la petición de la diputada del Partido Popular Ana Pastor, quien propuso realizar el máximo número de test de antígenos a una parte importante de la población, como por ejemplo los que se van a trasladar entre comunidades.

 “Como médico se lo digo, pido que se hagan test de antígenos y PCR, todas las que se puedan, previo a la Navidad. Es el mejor plan que puede tener nuestro país. Por favor, no lleguen tarde a la Navidad”, se expresó Pastor, quien afirmó que “haciendo test masivos a una parte de la población bajas mucho la transmisión”.

Para el ministro de Sanidad, los test deben ser usados e interpretados en un contexto determinado y no es de la opinión de que un testeo masivo de antígenos “sea la solución a las Navidades”.

Sobre este asunto, preguntó a Pastor si por ejemplo los test masivos que se hicieron en un municipio de la Comunidad de Madrid o el cribado masivo a profesores que hizo esa autonomía tuvieron un “impacto real” en la evolución de la pandemia.

Por otro lado, Guillermo Díaz, de Ciudadanos, pidió “no dar bandazos” en las Navidades y que entre el Gobierno y las comunidades  autónomas no se pasen “la patata caliente”, porque los más vulnerables son los que más pueden sufrir “una mala gestión” de las fiestas navideñas.

Asimismo, desde Bildu, Iñaki Ruiz de Pinedo pidió “no bajar la guardia” y de cara a las fiestas no volver a cometer los mismo errores de meses anteriores.

Por otro lado, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, defendió ayer, sobre la posibilidad de que el Gobierno incremente el límite de seis personas para celebrar reuniones familiares ante la celebración de la Navidad, que “no podemos dar pasos atrás”, por lo apeló a “la responsabilidad de contener la pandemia” pese a haber reconocido “la necesidad de tener unas Navidades familiares”.

En declaraciones a los medios tras participar en el Tourism Innovation Summit, Maroto también insto a “la unanimidad de las medidas” entre las comunidades autónomas tras esgrimir que “esto también genera confianza”.

Comentarios