miércoles 28/10/20

Iglesias visita a Cuixart y Sánchez en la prisión y dice que “no deberían estar en la cárcel”

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, visitó ayer en la cárcel de Soto del Real de Madrid al presidente de Ómnium Cultural, Jordi Cuixart, y al diputado de JxCat en el Parlament Jordi Sánchez

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, visitó ayer en la cárcel de Soto del Real de Madrid al presidente de Ómnium Cultural, Jordi Cuixart, y al diputado de JxCat en el Parlament Jordi Sánchez y, a su salida, ha defendido que “no deberían estar en la cárcel”.  En una entrevista del canal 3/24, el líder “morado” dijo que “no es sensato que en España tenga que haber presos políticos”, por 
lo que él va a intentar contribuir al diálogo.
Iglesias permaneció una hora con Cuixart y unos minutos con Sánchez, con quienes habló de su situación personal y de la situación política tras el cambio de gobierno en la Generalitat y en 
la Moncloa. Aunque solo tenía previsto verse con Cuixart, el hecho de haber coincidido con la visita a Sánchez de la coordinadora del PDeCat, Marta Pascal, le permitió saludar brevemente al diputado de JxCat, al estar en habitaciones paralelas.

Un referente moral
El secretario general de Podemos dijo que hace tiempo que quería visitarles en Soto del Real –sobre todo a Cuixart por ser un “referente moral para Cataluña”– pero cree que debía esperar el momento adecuado, que es ahora porque el consenso político ha echado al PP del Gobierno, consideró el líder de la formación morada.
Sobre los demás presos soberanistas, dijo que también le gustaría visitarlos, porque “es muy importante que haya diálogo y que los presos formen parte de ese diálogo”.
Iglesias pide su libertad, aunque ya celebra que puedan acercarse a cárceles catalanas, y constató que esta decisión no corresponde al Gobierno, sino a los jueces, aunque el Ejecutivo central puede ayudar y le consta esa intención del presidente.
“Calculo que en torno a septiembre o a octubre, a la vista de como están evolucionando las diligencias, esta situación se podría dar”, dijo, y añadió que la distensión debe ser una consecuencia de que el PP ya no gobierna.

Mesa de diálogo
“En Europa no se ve con buenos ojos que haya presos de conciencia en nuestro país”, ha advertido. Sobre su reunión del lunes con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, explicó que “entiende que la situación no permite vías unilaterales”.
Pero defendió que “en una mesa de diálogo todas las cuestiones tienen que estar encima de las mesa” aunque el Gobierno central no esté de acuerdo con una vía que se plantee, y apoyó que Sánchez rechace la autodeterminación, pero cree que esa posibilidad debe debatirse.
“Me consta que el Govern de la Generalitat no apuesta por vías unilaterales equivalentes a las que se produjeron el año pasado”, reiteró, y lo considera una buena noticia porque contribuye a la distensión. 

Vicepresidente y bufón
Iglesias, se comprometió a trabajar por “ampliar los espacios de diálogo” para resolver la situación en Cataluña, reconoció que le gustaría poder reunirse con el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras.
En declaraciones en el Congreso, Iglesias contó algunos detalles de la visita al expresidente de Omniúm Cultural Jordi Cuixart en la prisión de Soto del Real, y ha respondido a las críticas del PP, que le achaca estar ejerciendo de “vicepresidente en la sombra” del Gobierno de Pedro Sánchez.
“Unos días dicen que soy vicepresidente, otros días dicen que soy bufón. Creo que deberían dedicarse a resolver la crisis en su partido, les deseo buena suerte. La democracia interna es bueno que llegue a todos los partidos y estoy muy satisfecho de que el PP esté en la oposición y de que nosotros estemos colaborando con el Gobierno, efectivamente”, afirmó Iglesias.
Por su parte, el presidente parlamentario Catalunya en Comú-Podem, Xavier Doménech, celebró ayer la visita del secretario general de Podemos y reveló que él también está a la espera de que se le conceda el permiso.
“Con la nueva etapa que abrimos, esto es muy bueno precisamente porque pudo señalar, más allá de hablar con ellos e intercambiar opiniones políticas, que se debe solucionar el tema de los presos, el hecho que haya dirigentes políticos y sociales en la cárcel”, aseguró Doménech en una rueda de prensa.
 Doménech recordó que otros dirigentes de los comunes, como la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, o el primer teniente de alcalde de la capital catalana, Gerardo Pisarello, también visitaron a los presos independentistas en otras ocasiones.

Comentarios