viernes 18/9/20

El Govern da por suspendida la intervención de las cuentas tras admitirse su recurso

El vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, dio ayer por suspendida la intervención de las finanzas de la Generalitat por parte del Gobierno central, después de que el Tribunal Supremo (TS) admitiese a trámite el recurso de la Generalitat.

El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, junto al presidente, Carles Puigdemont | marta pérez (efe)
El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, junto al presidente, Carles Puigdemont | marta pérez (efe)

El vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, dio ayer por suspendida la intervención de las finanzas de la Generalitat por parte del Gobierno central, después de que el Tribunal Supremo (TS) admitiese a trámite el recurso de la Generalitat.
En rueda de prensa posterior al Consell Executiu, avisó al Estado de que no puede intervenir las cuentas porque la admisión a trámite “tiene efectos suspensivos”, aunque este lo niegue basándose en la jurisprudencia, y anunció también que se dirigirán a las entidades financieras por vía administrativa y notarial.
Junqueras aseguró que el Gobierno central no puede retener lo que no es suyo porque son recursos propios de la Generalitat: “¿Qué ampara esto? ¿Hay alguna orden judicial?”, se preguntó. Para él, “si no hay una orden judicial ni ninguna razón que lo ampare, estarían cometiendo un delito descomunal si lo hicieran. Y ¿cómo los terceros permitirían que los convirtieran en cómplices de algo que no es legal?”.
Al preguntársele cómo pueden evitar la intervención de las finanzas, el también conseller de Economía respondió que lo harán ejerciendo sus funciones y “convencidos de que nadie actuará fuera de la ley”.
Para el vicepresidente, no hay razones legales ni de ningún tipo que justifiquen que el Govern no pueda funcionar con normalidad, “más allá de intentar castigar al conjunto de catalanes por el hecho de que hay un referéndum”.

El tribunal lo niega
El Tribunal Supremo dio traslado ayer a la Abogacía del Estado del recurso contencioso-administrativo presentado por el Gobierno de Cataluña contra la intervención de los gastos de la comunidad autónoma por parte del Estado. Pide que le informe sobre la conveniencia de aplicar o no la medida cautelar en la que los recurrentes solicitan que dicho control quede en suspenso mientras se resuelve sobre el fondo.
Fuentes del alto tribunal explicaron que la mera intervención del recurso no deja en suspenso la decisión del Gobierno de Mariano Rajoy, y que dicha paralización es precisamente lo que se consulta a los Servicios Jurídicos del Estado, que tienen un plazo de diez días para resolver. Las mismas fuentes desmienten de este modo al vicepresidente catalán Oriol Junqueras, quien ha dado por suspendida la intervención.
En opinión de Junqueras, el Gobierno central acude a la Ley de Estabilidad Presupuestaria para conseguir objetivos políticos pese a la “gestión ejemplar” que la Generalitat ha hecho de sus recursos, lo que contrapuso con el hecho de que el Estado tenga un expediente abierto por exceso de déficit. Tras reiterar la disposición del Govern a colaborar con todo el mundo, también con las entidades financieras, aseguró que disponen “de todos los recursos para hacer frente a todas sus obligaciones”, y que las afrontarán por todas las vías.
Por su parte, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, aseguró que los fondos públicos no irán a parar a las “ocurrencias” del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, unas actividades “que ya han sido declaradas ilegales por el Constitucional”.
Así lo destacó Catalá en declaraciones a los medios, con las que explicó cómo se encuentra la situación financiera de la Generalitat, siendo 8.000 millones de euros los que esta tiene pendientes de pago de aquí a final de año.
Catalá aseguró que el Consejo de Ministros lo que ha hecho “es pedir que esos 8.000 millones se queden en 4.500 y esos son los que va a pagar el Estado”.

El Superior de Cataluña rechaza el “burdo intento” de Puigdemont de recusar a jueces

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) rechazó ayer el “burdo intento” del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y del conseller de Presidencia, Jordi Turull, de intentar recusar a cuatro magistrados por la investigación del referéndum alegando que no son imparciales.
“El directo propósito de los querellados –Puigdemont y Turull– no es otro que el de dilatar injustificamente la tramitación de la querella”, concluye la Sala Civil y Penal del TSJC en una resolución de ayer, en la que inadmite la recusación. El tribunal cargó contra el intento de recusación que “por esta tosca instrumentalización y por su falta absoluta de fundamento integra un verdadero supuesto de abuso de derecho y de fraude procesal”. La recusación se dirigía contra los tres jueces que admitieron a trámite la querella de Fiscalía contra el Govern por el referéndum –Jesús María Barrientos (presidente), Carlos Ramos y Francisco Valls– y la magistrada Mercedes Armas, como instructora. Para el TSJC, el hecho de que se dirija también contra la magistrada instructora demuestra que intentan dilatar injustificamente la tramitación de la querella. l

Comentarios