viernes 27/11/20

El Gobierno y el PP mantienen el pulso y las acusaciones por el bloqueo del Consejo del Poder Judicial

Campo reitera que la independencia de la Justicia no está en juego, sea cual sea el sistema de elección
Campo interviene durante la sesión de control al Gobierno en el Senado | emilio naranjo (efe)
Campo interviene durante la sesión de control al Gobierno en el Senado | emilio naranjo (efe)

El Gobierno y el PP mantuvieron ayer su pulso por la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) con duras acusaciones cruzadas ,mientras se suceden las propuestas para sortear el bloqueo: desde dejar que los jueces elijan a los vocales a que se designen por sorteo.

La posibilidad de que el PSOE y el PP lleguen a un acuerdo antes de que el órgano de gobierno de los jueces cumpla dos años en funciones, en diciembre, son remotas, y la propuesta de los socialistas y de Podemos para elegir un nuevo CGPJ sin los votos de los populares sigue recibiendo críticas desde la carrera judicial.

El Gobierno, aseguró, su portavoz, María Jesús Montero, tras el Consejo de Ministros, mantiene su mano tendida al diálogo con el PP, cuyos votos son necesarios para elegir a los nuevos vocales con el actual sistema, pero, si este partido continúa con su actitud “obstruccionista”, los grupos del Congreso tendrán que “cumplir con la obligación” de desbloquear la renovación para preservar la “dignidad” de la institución.

En el pleno del Senado, el ministro de Justicia se mostró convencido de que la independencia judicial no está en juego, sea cual sea el sistema de elección de los vocales del CGPJ, e insistió en que la pelota está en manos del PP, al que instó a alejarse del “virus del frentismo” y sentarse a negociar.

Procedimiento habitual
Campo recordó además que la propuesta del PSOE y de Podemos no va dirigida a designar por mayoría simple a los doce vocales del turno judicial, los que se eligen entre jueces en activo, ya que en primera votación se seguirían necesitando los tres quintos de la Cámara y solo si no se alcanzan se iría a la mayoría absoluta, la misma que se requiere para normas que afectan a derechos fundamentales o para aprobar estatutos de autonomía.

Para el ministro de Justicia es el PP el que abocó al país a una crisis institucional con el bloqueo de la renovación y “en democracia hay que buscar salidas a los problemas”, pero para el PP esa “salida” no es sino un ataque a la independencia del órgano de gobierno de los jueces.

“El PSOE de ayer se ha convertido en los auténticos caníbales de nuestra democracia y usted, como ideólogo, en el ‘Terminator’ de nuestra justicia”, le ha espetado a Campo el senador del PP Francisco Bernabé.

En una dura intervención en el pleno, Bernabé acusó al Gobierno de no tener vergüenza, lo comparó con los tahúres del Misisipi y advirtió del riesgo de que las ayudas europeas se vean afectadas si se sigue adelante con una reforma que “politiza” el CGPJ.

La propuesta del PSOE y de Podemos para rebajar las mayorías exigidas para elegir a doce de los veinte vocales inició ya el trámite parlamentario en el Congreso, donde las formaciones defienden posiciones encontradas.

La última iniciativa conocida, ayer, fue la de Más País, que propone que parte de los vocales del CGPJ sean elegidos por sorteo, el mismo sistema que se utiliza, por ejemplo, para designar a los miembros de un jurado.

El PP y Vox registraron por su parte sendas propuestas para que los doce vocales jueces sean elegidos de forma directa por los propios jueces, el sistema vigente hasta 1985, cuando se decidió que todos pasaran por la votación de las Cámaras.  Nadie cuestiona que los otros ocho vocales necesiten el aval de los tres quintos de las cámaras, ya que ese requisito quedó fijado de forma expresa en la Constitución. 

Comentarios