jueves 26/11/20

La Generalitat concede el tercer grado a los nueve presos del procés

El Departamento de Justicia catalán ratifica la semilibertad de los líderes condenados por sedición
El exconseller Josep Rull, acompañado por el expresidente de la ANC, Jordi Sánchez, a su salida de la prisión de Lledoners | efe
El exconseller Josep Rull, acompañado por el expresidente de la ANC, Jordi Sánchez, a su salida de la prisión de Lledoners | efe

La Generalitat ha el régimen de semilibertad a los nueve líderes independentistas presos, con lo que solo tendrán que ir a la cárcel a dormir entre semana, una medida que se aplicará de forma inmediata pero que podrá ser revisada por el Tribunal Supremo. 

Según informó el Departamento de Justicia, el Servicio de Clasificación de la Secretaría de Medidas Penales ratificó ayer la propuesta de las juntas de tratamiento de las cárceles de Lledoners, Puig de les Basses y Wad Ras que, de forma unánime, apostaron el pasado 2 de julio por conceder el tercer grado a los líderes del procés, condenados por el Tribunal Supremo por delitos como sedición y malversación. 

De esa forma, el exvicepresidente catalán Oriol Junqueras, los exconsellers Joaquim Forn, Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva y Dolors Bassa, la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y los Jordis -Sànchez y Cuixart- solo tendrán que ir a dormir a la cárcel y podrán pasar los fines de semana en casa. 

La reclasificación en tercer grado se ha notificado ya a los presos, por lo que se hará efectiva en cuanto las juntas de tratamiento de cada uno de los centros donde están internos señalen la fecha de aplicación del régimen abierto, los horarios a que estarán sujetos los reclusos y, si es necesario, los cambios en las actividades que llevan a cabo fuera de los centros. 

Salida la próxima semana
Los líderes independentistas saldrán hoy de la cárcel, todavía para llevar a cabo las actividades laborales o de voluntariado que tienen autorizadas en virtud del artículo 100.2 del régimen penitenciario, pero es posible que el próximo fin de semana ya puedan pasarlo fuera de prisión. 

La Fiscalía ha recurrido hasta ahora la flexibilización del régimen penitenciario de los líderes condenados por el procés con el 100.2, por lo que es previsible que también lo haga en el caso del tercer grado -una cuestión que, en primera instancia, tendrá que resolver el juzgado de vigilancia penitenciaria-, pero la semilibertad solo quedaría en suspenso por orden judicial. 

A diferencia del 100.2, en que los recursos se agotan en la Audiencia de Barcelona, la última palabra respecto al tercer grado la tendría el Supremo Serán entonces los cuatro fiscales del caso del procés los encargados del recurso contra el régimen abierto.

Comentarios