El Frente Polisario acusa a Sánchez de “vestir” con razones humanitarias “el giro radical” con el Sáhara

Varias personas apoyan la autodeterminación del pueblo saharaui durante una concentración Fuerteventura | aec

El representante del Frente Polisario en España, Abdulah Arabi, acusó ayer al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, de “vestir” con razones humanitarias “el giro radical” de su política” sobre el Sáhara Occidental y destacó que los saharahuis que viven en los campamentos de refugiados no quieren “una patria alternativa” con Marruecos.


En un comunicado, el representante polisario se dirigió a Sánchez, al que reiteró su petición de que España “ejerza sus funciones como potencia administradora, impulsando el ejercicio del derecho de autodeterminación, o en su defecto, que al menos no contribuya activamente a su violación”.


Recuerda a Sánchez que España debe apostar “por un acuerdo entre las partes” que supone “la aplicación del Plan de Arreglo de 1991, firmado libremente por Marruecos y el Frente Polisario” bajo los auspicios de las Naciones Unidas y la Organización de la Unión Africana.


“Es ese el acuerdo que fue mutuamente negociado y aceptado y que encuentra su base en el respeto de la voluntad del pueblo saharaui expresada en un referéndum de autodeterminación”, concluye el representante del Frente Polisario.


Por su parte, la ministra de Igualdad, Irene Montero, no valoró la futura visita del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a Marruecos y reiteró que “no comparte” el “giro que dio el PSOE” respecto a la postura de España sobre el Sáhara.


Montero reiteró que la postura de Unidas Podemos sobre este asunto es que España debe mantenerse “en el marco de Naciones Unidas” y su Consejo de Seguridad es “claro y cristalino” en su postura sobre la “resolución” del conflicto”.


Autodeterminación

“No nos movemos de esa resolución”, que pasa por un referendo de autodeterminación en el Sáhara y, por tanto, su formación no comparten el “giro que ha dado el PSOE” en este asunto al apoyar la postura de Marruecos de crear una autonomía en la zona bajo su soberanía.


Por su parte, la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, reiteró que el Ejecutivo inicia “una nueva hoja de ruta” con Marruecos “velando por el interés general de España” y que esto tiene connotaciones “importantes” no solo en el ámbito cultural, de cercanía y de vecindad, sino también en lo económico, en lo relativo a velar por los flujos migratorios con garantías y en la lucha contra el terrorismo yihadista.


Por su parte, el presidente de Nueva Canarias (NU) y vicepresidente del Gobierno canario, Román Rodríguez, consideró ayer “incorrecta e inadecuada” la visita de Pedro Sánchez en los próximos días a Marruecos.


En declaraciones a los periodistas, Rodríguez reiteró su oposición al cambio de la política española frente al Sáhara, una posición que cree que comparte la mayoría del Congreso.


También el lehendakari, Iñigo Urkullu, anunció que el Gobierno Vasco seguirá manteniendo una posición de “respeto y exigencia” de cumplimiento de las resoluciones de la Organización de Naciones Unidas (ONU) sobre el Sáhara Occidental, por lo que apeló al respeto a la “libre determinación” del pueblo saharaui, expresada a través de un referéndum, para avanzar hacia “una paz duradera y mutuamente aceptada” entre este territorio y Marruecos. 

El Frente Polisario acusa a Sánchez de “vestir” con razones humanitarias “el giro radical” con el Sáhara

Te puede interesar