sábado 11.07.2020

Franco tiene una tumba con su nombre en el panteón familiar del cementerio de El Pardo

Francisco Franco, enterrado desde hace 43 años en el Valle de los Caídos (en la localidad madrileña de San Lorenzo de El Escorial), dispone de una sepultura con su nombre a 50 kilómetros de allí, en la cripta del cementerio de Mingorrubio,

Vista de la basílica del Valle de los Caídos | aec
Vista de la basílica del Valle de los Caídos | aec

Francisco Franco, enterrado desde hace 43 años en el Valle de los Caídos (en la localidad madrileña de San Lorenzo de El Escorial), dispone de una sepultura con su nombre a 50 kilómetros de allí, en la cripta del cementerio de Mingorrubio, en El Pardo (Madrid), donde la familia del dictador tiene un panteón.
Así lo asegura en conversación telefónica con Efe Gabino Abánades, director de los servicios funerarios de Madrid durante dieciocho años, con anterioridad responsable de los cementerios municipales de la capital y el hombre que dirigió el enterramiento de Francisco Franco en el valle de Cuelgamuros en noviembre del 75.
Abánades, que desde mayo de 2011 es alcalde popular de Sacecorbo, una pequeña localidad de Guadalajara que está ahora mismo disfrutando de sus fiestas, era una de las contadas personas que, además de la familia del generalísimo, tenía la llave para acceder a la cripta, cuyo acceso está restringido y donde está la tumba de su mujer, Carmen Polo, fallecida en 1988.

Biblia
Según este experto en cementerios, el interior de la cripta familiar es “austero”, sin rastro de símbolos franquistas (“no hay águilas ni yugos ni flechas”, explica Abánades); tan solo hay en el techo la expresión “Yo soy el Alfa y la Omega” que aparece en la Biblia.
Al cementerio municipal de El Pardo, que gestiona el Ayuntamiento de Madrid, se llega por una carretera angosta que tras dejar a una lado un complejo deportivo, La Zarzuela –residencia de los reyes– y la colonia de Mingorrubio, construida para alojar a los miembros de la escolta de Franco, acaba en un una rotonda con un pino de grandes dimensiones.

Estructura
Nada más entrar al camposanto, a mano izquierda, se erige una edificación de granito con apariencia de chalé. Solo dos campanas coronadas por sendas cruces y unas cristaleras protegidas por una reja de hierro forjado delatan que no se trata de un caserón.
En el exterior de la cripta, nada indica que allí esté enterrada Carmen Polo, esposa de Francisco Franco, ni que haya una tumba “gemela”, según asegura Abánades, del dictador.
La cripta fue construida en 1969 debido a “circunstancias imprevisibles y de urgencia”, de acuerdo con el expediente del pequeño mausoleo que guarda el Archivo de la Villa.
La cristalera de la puerta deja entrever una capilla con una docena de bancos y unas escaleras con “unos quince peldaños” que bajan hasta la cripta, que mide “unos treinta metros cuadrados con dos sepulturas (la de Carmen Polo y la de Francisco Franco), otra capilla y unos servicios”, recuerda Abánades.
La lápida de Carmen Polo (1900-1988) menciona también a su marido y su título de señora de Meirás, en referencia al señorío de la localidad sadense.
Si el Congreso convalida la decisión del Consejo de Ministros de exhumar los restos de Franco del Valle de los Caídos y su traslado a otro lugar este sería el sitio idóneo para albergar la tumba del dictador, donde también están enterradas personas muy cercanas a él como Carlos Arias Navarro o Luis Carrero Blanco, aunque también las hay de ideología muy distinta.

Seguridad
En los últimos días, la familia de Franco aseguró que se hará cargo de los restos mortales del dictador, e incluso descartó que su futura morada vaya a ser El Pardo por motivos de seguridad.
También advirtieron sus nietos de que agotarán los recursos legales a su alcance para impedir la exhumación del Valle de los Caídos, amparado por un real decreto publicado el sábado en el Boletín Oficial del Estado (BOE).
Según Abánades, en el cementerio de El Pardo, salpicado de encinas centenarias, hay unas 500 sepulturas, 2.200 nichos, 1.050 columbarios y medio centenar de panteones. l

Comentarios