miércoles 5/8/20

La CUP da por muerta la vía pactada del referéndum para la independencia

La diputada de la CUP en el Parlament Mireia Boya aseguró ayer que “la vía del referéndum pactado es una vía muerta” tras la sentencia que inhabilita al expresidente Mas y a la exconselleras Ortega y Rigau por la consulta del 9-N.

Uno de los votantes que participó en la consulta independentista de 2014	archivo ec
Uno de los votantes que participó en la consulta independentista de 2014 archivo ec

La diputada de la CUP en el Parlament Mireia Boya aseguró ayer que “la vía del referéndum pactado es una vía muerta” tras la sentencia que inhabilita al expresidente Mas y a la exconselleras Ortega y Rigau por la consulta del 9-N.

Mireia Boya interpretó que “el Estado de excepción ya ha comenzado”, considera que “es una sentencia antidemocrática y vergonzosa” y que con ella se está “inhabilitando” a los 2,3 millones de participantes en la consulta.

En este sentido, afirmó que el dictamen de los jueces era previsible “conociendo cómo funciona el Estado y sus poderes fácticos, y lo politizada que está la justicia española”.

También criticó a las defensas de los procesados porque debieron ser “más firmes y haber asumido la desobediencia”, que la CUP considera como la única forma de llegar a la independencia. Por todo eso, cree que con este Estado no se puede esperar “ningún tipo de diálogo” e insta a las fuerzas que defienden el referéndum pactado a que dejen de hacerlo.

“Les instamos a que abandonen ese sueño irreal”, dijo Boya, y llamó a todos los que quieren que Cataluña celebre un referéndum por la vía democrática a que no pongan obstáculos y ayuden a buscar soluciones para conseguirlo.

Preguntada por si la sentencia debe acelerar la celebración del referéndum, respondió que habían “dado margen” a otros grupos –JxSí y SíQueEsPot– porque querían intentar el referéndum pactado.
“Pero para nosotros es evidente que esta vía está muerta y habrá que tomar los acuerdos políticos más adecuados para adelantar el referéndum”, dijo sobre un calendario negociado con JxSí en el que la CUP pidió no esperar a septiembre.

Tras esa negociación el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se comprometió en el Debate de Política General de octubre a celebrarlo como muy tarde en la segunda quincena de septiembre y se abrió a adelantarlo si los procesos judiciales acabaran con inhabilitaciones de miembros de las instituciones.
Además, Boya pidió a todos los grupos de la Cámara que reafirmen la condición de diputada de Rigau, que ocupa un escaño de JxSí, porque fue escogida democráticamente en las elecciones del 27 de septiembre de 2015.

“Queremos mostrarle toda nuestra solidaridad y decirle que no acataremos esta sentencia”, y confió en que el resto de grupos adopten la misma actitud.

Comentarios