viernes 27/11/20

El Constitucional suspende la consulta catalana consciente de su “trascendencia”

referéndum soberanista

El pleno del Tribunal Constitucional (TC) suspendió ayer, de forma cautelar y por unanimidad, la consulta soberanista catalana del 9 de noviembre, consciente de su “trascendencia”, al admitir a trámite los recursos aprobados por el Gobierno en un Consejo de Ministros extraordinario celebrado ayer.

El pleno del Tribunal Constitucional (TC) suspendió ayer, de forma cautelar y por unanimidad, la consulta soberanista catalana del 9 de noviembre, consciente de su “trascendencia”, al admitir a trámite los recursos aprobados por el Gobierno en un Consejo de Ministros extraordinario celebrado ayer.
La decisión fue adoptada en tiempo récord por el Constitucional en un pleno convocado de forma urgente, después de que el abogado del Estado presentara los recursos del Ejecutivo contra ley de consultas aprobada el pasado día 19 por el Parlamento catalán y contra el decreto de convocatoria firmado este sábado por el presidente de la Generalitat, Artur Mas.
“Hoy cumplimos con nuestra obligación de interponer un recurso contra una decisión que atenta gravemente contra los derechos de los españoles”, afirmó Rajoy en una comparecencia tras el Consejo de Ministros.
La consulta, subrayó, es “contraria” a la Constitución porque “la soberanía nacional reside en el pueblo español en su conjunto y una parte no puede tomar decisiones que afectan a todos”.
Rajoy dijo que todavía se está a tiempo para “enderezar el rumbo”, y recordó que la posibilidad de reforma de la Constitución está en el ordenamiento jurídico.
Afirmó que se puede reformar la Constitución, pero “lo prioritario hoy es defenderla” y añadió que, con la Carta Magna, la Generalitat de Cataluña tiene “las mayores competencias de su historia”. Hizo hincapié en que mientras él sea presidente del Gobierno la ley “se va a respetar en toda su integridad” y recordó que las leyes se pueden siempre reformar, “pero por los cauces democráticos”.
El presidente lamentó que Mas haya convocado una “consulta de autodeterminación” que va “en contra de la ley, desborda la democracia, divide a los catalanes, los aleja de Europa y del resto de España” y que “no se va a celebrar”. “Lo peor es que lo sabía desde el principio”, añadió.
El jefe del Ejecutivo ofreció, sin embargo, diálogo al presidente catalán: “Tanto el Gobierno, como yo mismo, estamos abiertos a cuantas iniciativas busquen ese objetivo; pero siempre dentro del más escrupuloso respeto a la legalidad”.
El Constitucional detalló en un comunicado que la decisión del pleno de no demorar su resolución en este caso “obedece a que el tribunal es consciente de la trascendencia constitucional y política de las cuestiones planteadas, para la sociedad española en su conjunto y, en particular, para la catalana”.
Al adoptar esta decisión, subrayó, se ha limitado a comprobar “la concurrencia de las condiciones procesales de admisibilidad de los recursos, sin consideración alguna respecto al fondo de los mismos”.
La suspensión de la ley de consultas catalanas y la convocatoria del 9-N se produjo de forma automática porque fue el Gobierno el que presentó los recursos de inconstitucionalidad y lo solicitó así de forma expresa.
El tribunal deberá decidir próximamente si prolonga esa suspensión temporal antes de que pase un plazo de cinco meses o, en su caso, la levanta. En el caso de la ley de consultas, el pleno del Constitucional dio traslado de su decisión a la Generalitat y al Parlament de Cataluña para que en el plazo de 15 días se persone en el proceso y formule las alegaciones oportunas. En cuanto al decreto de convocatoria, el Constitucional amplía este plazo a 20 días para personarse a las mismas instituciones en el procedimiento relativo a su impugnación. n

Comentarios