miércoles 21/10/20

El Congreso inicia el procedimiento para denunciar la “rebeldía” del Gobierno

El Pleno del Congreso, con el apoyo de todos los grupos de la oposición, aprobó ayer el inicio del procedimiento para denunciar en el Tribunal Constitucional .

Mariano Rajoy se prepara para intervenir en el pleno celebrado ayer	ep
Mariano Rajoy se prepara para intervenir en el pleno celebrado ayer ep

El Pleno del Congreso, con el apoyo de todos los grupos de la oposición, aprobó ayer el inicio del procedimiento para denunciar en el Tribunal Constitucional la negativa del Gobierno en funciones a someterse a control parlamentario, una actitud que tachan de “rebeldía”.
En concreto, la Cámara baja acordó, con la oposición del PP, plantear un conflicto de atribuciones ante el Tribunal Constitucional al considerar que, al negarse a ser controlado, el Ejecutivo del PP está vulnerando competencias que corresponden al Parlamento. 
El escrito está firmado por los grupos parlamentarios del PSOE, Podemos, Ciudadanos, Esquerra (ERC), Democracia i Llibertat (DL), el PNV y Mixto –todos salvo el PP– que representan dos tercios de los diputados de la Cámara.
El portavoz socialista, Antonio Hernando recordó que fue el Gobierno del PP quien ha “empujado” a iniciar este procedimiento y cree que “es un mal día” para la democracia pues “la rebeldía declarada por el Gobierno pone en cuestión el cumplimiento de la Constitución” y la vulnera el principio de rendición de cuentas.
Igualmente, el secretario Político de Podemos, Íñigo Errejón, cuestionó que el Gobierno se considere “legitimado” para “regatear” la democracia parlamentaria “deteriorando” así la calidad democrática del país, y le acusó de actuar como unos “antisistema”: “Antisistema son los poderosos sin control y sin rendición de cuentas alguna”, dijo, preguntando al Gobierno a qué tiene miedo y por qué no “confía” en la democracia y se da una oportunidad para terminar su mandato “con dignidad”.
Desde Ciudadanos, su portavoz parlamentario, Juan Carlos Girauta, tachó de “inadmisible” que el Gobierno no rinda cuentas a un Parlamento que está “en plenas funciones”, le acusó de haber “cogido el gusto” al “descontrol” y recalcó que mantendrán el conflicto de atribuciones ante el Constitucional mientras sigan “pisoteando” la división de poderes, “ignorando” la lógica y “despreciando” el derecho.
El portavoz de Esquerra (ERC), Joan Tarda, por su parte, no considera “sorprendente” la actitud del PP, pues cree que figura en “su ADN”, pero también achaca déficits democráticos a los socialistas en anteriores legislaturas.
Asimismo, el diputado convergente Jordi Xucla, de Democràcia i Llibertat (DL), criticó “la cintura política de elefante” del PP al negarse al control parlamentario y recordó que, desde “primero de Derecho”, se sabe que todo Gobierno está obligado a dar cuentas ante el Parlamento de lo que hace. “Se han metido en un jardín indescriptible”, comentó.
El portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, ha querido dejar claro que el objetivo del escrito, al contrario de lo que defiende el PP, no es “electoralismo”, sino “responsabilidad con los electores”. 
En la misma línea se manifestó la diputada de EH Bildu, Onintza Enbeitia, y el representante de Izquierda Unida-Unidad Popular, Alberto Garzón, quien señaló que es “una anomalía democrática gravísima” que un Gobierno en funciones no quiera rendir cuentas

Comentarios