jueves 22/10/20

Casado se presenta en el debate como alternativa al PSOE e Iglesias vuelve a llamar al acuerdo

El bloque sobre cohesión territorial evidencia las diferencias incluso entre los socios potenciales
Debate a 5 elecciones generales 10N

El líder del PP, Pablo Casado, advirtió ayer que, aunque hay cinco líderes en el debate electoral, en realidad solo hay “dos posibilidades” de formar Gobierno que son su propio partido y el PSOE, por lo que insistió en la necesidad de votar a los populares que sabrán formar “un Gobierno de verdad”.

Su intervención se contrapuso con el discurso de Pablo Iglesias que reiteró su disposición a conformar una coalición con el PSOE y se mostró convencido de que millones de votantes de izquierdas quieren que ambos partidos dejen “los reproches atrás”.

Dar salida al bloqueo

Iglesias fue el primer candidato en intervenir en el debate electoral de las generales organizado por la Academia de Televisión, y en el que todos los líderes tuvieron responder a la misma pregunta sobre cómo dar salida al bloqueo político.

Un bloqueo que parece lejos de desaparecer tras la discusión sobre cohesión territorial y sobre cómo afrontar la crisis en Cataluña. El bloque destapó las fuertes diferencias entre los principales candidatos a la Presidencia del Gobierno, incluso entre los potenciales aliados de gobierno, en el debate electoral a cinco que se celebró anoche.

Mientras el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, pidió “aumentar los espacios de diálogo” para afrontar este asunto, el líder de la oposición, Pablo Casado, le acusó de no aplicar la ley en Cataluña y le advirtió de que le hará responsable si los catalanes no pueden votar en libertad el domingo.

Casado, que preguntó a Sánchez hasta en cinco ocasiones si consideraba que Cataluña es una nación, también arremetió contra el líder de Cs, Albert Rivera.

Concretamente, le pidió que “no se equivoque de adversario” porque “estamos todos contra lo que están haciendo la izquierda y los nacionalistas”, después de que el dirigente de la formación naranja reprochara que, tanto populares como socialistas, hayan cedido numerosas competencias a Cataluña y el País Vasco.

Rivera exigió a Sánchez que garantice la celebración de elecciones “limpias y en libertad” y volvió a reclamar la aplicación del artículo 155 de la Constitución para la intervención de la autonomía en Cataluña.

El adoquín de Rivera

Y lo hizo mostrando un adoquín para denunciar los graves incidentes ocurridos en las protestas contra la sentencia del procés, así como una larga lista de concesiones que, según él, han hecho PSOE y PP durante 40 años en Cataluña.

Para el candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, todos los candidatos “saben que lo de Cataluña solo se puede resolver con diálogo, sentido común”.

Iglesias incidió además en que el problema de cohesión territorial no se ciñe a Cataluña, sino que también afecta a millones de españoles que no tienen asistencia médica, acceso a transportes o a servicios públicos.

Desde Vox, su presidente, Santiago Abascal, consideró que en Cataluña “se ha producido un golpe de Estado permanente” y los partidos nacionales “han regalado impunidad a los golpistas”. La solución al problema pasa, en su opinión, por medidas como la suspensión de la autonomía o la detención de Quim Torra.

Al inicio de este primer bloque de discusión sobre integridad territorial, Sánchez prometió que, si se mantiene al frente del Gobierno, promoverá una reforma del Código Penal para prohibir “de una vez por todas los referéndums legales”. l

Comentarios