domingo 25/10/20

Casado denuncia que Sánchez “no puede lavarase las manos” ante la segunda oleada del virus

La Comunidad de Madrid acusa a Fernando Simón de no ser un “científico” al guiarse por “criterios políticos”
El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, interviene en una rueda de prensa convocada ante los medios tras la reunión del Comité de Dirección del PP, en la sede nacional del partido, en Madrid (España), a 9 de marzo de 2020.
MARTA FERNÁNDEZ / EUROPA PRESS
  (Foto de ARCHIVO)
01/01/1970
El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, en una rueda de prensa | ep

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, aseguró ayer que el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, “no puede lavarse las manos en la segunda oleada de coronavirus” que está sufriendo España, ya que la ley “mandata su responsabilidad en pandemias”.

Casado se expresó así por medio de un mensaje en su cuenta de Twitter con el que reprocha a Sánchez que se haya ido de vacaciones coincidiendo con un aumento en el número de contagios por coronavirus.

El mensaje está acompañado por con una imagen que enlaza con una noticia en la que se destaca que “la Universidad Johns Hopkins, en su estadística de incidencia del coronavirus, atribuye al país 314.362 infectados. Le sigue muy de cerca Reino Unido, con 310.667 casos”.

Casado también recuerda que el Partido Popular ofreció al Gobierno “reforzar la eficacia jurídica y sanitaria” pero que éste “rechaza el pacto”.

Madrid ataca a Simón

Por su parte, el consejero de Hacienda madrileño, Javier Fernández-Lasquetty, acusó ayer al doctor Fernando Simón de ser “un político, no un científico, que no tiene ninguna credibilidad”.

En rueda de prensa para informar de la aportación de la Comunidad de Madrid al sistema de financiación autonómica, el consejero pidió además a Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, asumir “la responsabilidad por el hecho de que España ya sea el país con un mayor número de contagios de toda Europa: esa sí es su responsabilidad y no tratar de señalar a Madrid y ofrecer datos que no existen”.

Se refería así a la controversia estos dos últimos días por los datos de detección de asintomáticos en la región, que, según el Ministerio de Sanidad, es muy inferior a la media nacional y que la Consejería madrileña defiende que es incluso mayor a la de otras muchas comunidades.  

Fernández-Lasquetty calificó el dato ofrecido por Simón de “falsedad” y le acusó de no haberlo contrastado con la Consejería de Salud Pública del Gobierno regional con la finalidad de “desacreditar a la Comunidad y de poner a la opinión pública en su contra”.

“No se tomó la molestia de hablar con Salud Pública para comprobar cómo eran de veraces esos datos. Ese es un comportamiento bastante poco científico y que demuestra que Simón es un político, no es un científico”.

A su juicio, Simón “no tiene ninguna credibilidad, no se guía por criterios científicos sino políticos, en ese caso muy claramente con criterios de discriminación hacia la Comunidad de Madrid”.

Asimismo, insistió en que, a pesar del incremento de casos diarios de contagio en la región, ello no está teniendo incidencia en el sistema sanitario y que la actual situación no es comparable a la febrero y marzo.

Por su parte, la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública (ADSP) de Madrid tildó de “vergonzosas” estas palabras de Fernández-Lasquetty tratando de restar credibilidad al doctor Fernando Simón, que es un “médico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, con un currículo y una trayectoria profesional contrastada” para dirigir el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias.  

Así lo manifestó el presidente de la ADSP, Marciano Sánchez Bayle. “Puede gustarle más o menos lo que dice el doctor Simón, pero es vergonzoso que lo diga Fernández-Lasquetty, que carece de cualquier juicio científico para juzgar a nadie”, señala.

Comentarios