domingo 20/9/20

Santander no conservará la marca Popular ni Pastor tras la integración

Banco Santander trasladó a los sindicatos de Popular que no conservará la marca Popular ni Pastor cuando culmine la integración entre ambos grupos, un proceso que se prolongará durante 12 o 18 meses.

Los sindicatos se reunieron ayer con representantes de Santander y Popular | Juan Medina (reuters)
Los sindicatos se reunieron ayer con representantes de Santander y Popular | Juan Medina (reuters)

Banco Santander trasladó a los sindicatos de Popular que no conservará la marca Popular ni Pastor cuando culmine la integración entre ambos grupos, un proceso que se prolongará durante 12 o 18 meses.  “No va a haber grupos y filiales. Todo va a ser Santander cuando la integración finalice”, fue el mensaje de una primera reunión de “toma de contacto”, según fuentes sindicales.
En el encuentro, celebrado en Madrid, estuvieron presentes los representantes sindicales, miembros de recursos humanos de Popular –que en Galicia absorbió Banco Pastor pero conservó la marca– y también una persona de este departamento por parte de Banco Santander.

Contenido
Fue una cita “sin contenido”, según manifestaron las mismas fuentes, que destacaron que, más allá de la bienvenida y del llamamiento a la tranquilidad, Banco Santander, que se hizo con Popular por un euro, evitó aportar más datos a preguntas de las organizaciones sindicales, centradas sobre todo en los plazos.
Sí comunicó Santander que la integración se diseñará por ambas partes y que, cuando “tengan claros los datos”, convocarán de nuevo a las centrales sindicales.
Ante la ausencia de información sobre los tiempos en que se desarrollará este proceso, las fuentes consultadas constataron que Banco Santander no se ha caracterizado en “cuestiones del pasado” por ser lento. Tanto por una cuestión “territorial” como por motivos “sentimentales” y de relación con los clientes, los sindicatos están preocupados por la decisión de acabar con las anteriores marcas. Pero, principalmente, lo están porque eso, a priori, supondrá “el mayor reajuste” en número de oficinas y, en consecuencia, para la plantilla. En Galicia, Santander, con unos 900 trabajadores, suma ahora a los más de 1.400 con los que cuenta Popular-Pastor: 1.023 en Pastor y 419 en Popular a cierre del primer trimestre. En conjunto, serán más de 2.300 empleados.
La red de oficinas de Popular-Pastor en la comunidad estaba compuesta a cierre del pasado año  por 233 oficinas, y habrá que añadir unas 170 de Santander, lo que, como resultado, arroja unas 400. Mientras, los 683.00 clientes de Popular en la comunidad han pasado ya a ser de Santander.
Por su parte, el consejero delegado de Santander, José Antonio Álvarez, afirmó que la plantilla de Popular “va a tener continuidad”, y apuntó que el impacto que la operación tendrá sobre las cuentas del segundo trimestre será “muy pequeño”. “La plantilla va a tener continuidad. Son magníficos profesionales que siguen teniendo que atender a 4 millones de clientes, porque durante un tiempo la integración operativa no estará realizada”, dijo. l

Comentarios