sábado 26/9/20

Rato cree que Bankia tiene difícil probar su culpabilidad por las tarjetas opacas

Ignacio Ayala, letrado del expresidente de Caja Madrid y Bankia Rodrigo Rato, afirmó ayer que no se ha escuchado “ni un solo testimonio” en todo el proceso judicial de las black que involucre a su defendido con la emisión de estas tarjetas por parte de Caja Madrid

El expresidente de Caja Madrid y Bankia Rodrigo Rato	archivo ec
El expresidente de Caja Madrid y Bankia Rodrigo Rato archivo ec

Ignacio Ayala, letrado del expresidente de Caja Madrid y Bankia Rodrigo Rato, afirmó ayer que no se ha escuchado “ni un solo testimonio” en todo el proceso judicial de las black que involucre a su defendido con la emisión de estas tarjetas por parte de Caja Madrid, y cargó contra Bankia asegurando que tiene muy difícil probar la culpabilidad de los 65 ex altos cargos y directivos encausados.
“Rato no tomó ninguna decisión, no revisó ni añadió; él aceptó una tarjeta como se la dieron a los demás”, dijo el letrado en esta décimo octava sesión, para quien no ha quedado probado que Rato diera instrucciones a los consejeros respecto a las tarjetas ni que renovara o revisara límites. “Todo permaneció exactamente igual: la contabilización, el tratamiento fiscal, todo”, subrayó.
Por ello, expuso ante la Sección Cuarta de la Sala de Lo Penal que ninguna acusación se ha entretenido en decir por qué el uso de las tarjetas presuntamente opacas incurrió en delito continuado de apropiación indebida o administración desleal, que es lo que se le imputa a los 65 ex altos cargos y directivos de Caja Madrid y Bankia.
El fiscal Anticorrupción, Alejandro Luzón, no aplicó la atenuante de reparación de daño al expresidente del FMI, para el que pide cuatro años y medio de prisión por el uso hecho con su visa, a la que cargó 99.054 euros. 
En concreto Luzón le reprochó no haber puesto fin a una práctica, que, según expuso, se convirtió en un sistema opaco de retribución para los beneficiarios de las visas. “¿Mantener es abusar? ¿De qué se nos está acusando?”, respondió el letrado al representante del Ministerio Fiscal en el juicio, donde pidió la absolución de su defendido, el cual “fue el primero en avalar a todos desde el minuto uno”. “¿Y esto es nada desde el punto de vista jurídico?”, se preguntó. Igualmente, Ayala atacó al que fuera consejero delegado de Bankia, Francisco Verdú. Le afeó que se hiciese el “héroe” al decir que no usó su visa, pero tampoco la devolvió cuando tuvo la oportunidad de hacerlo. “Esa era la conciencia de gravedad de Verdú”, ironizó.
Por su parte, el abogado del exconsejero de Caja Madrid José Antonio Moral Santín manifestó de las black que, lejos de tratarse de “una fórmula de pillaje”, como expuso el Ministerio Público, las tarjetas nacieron para premiar a sus beneficiarios por el esfuerzo y dedicación a la caja. “Todos los consejeros, aparte de ser miembros del consejo, lo eran de otra serie de sociedades vertebradas por el grupo de Caja Madrid. ¿Ustedes piensan que de haber creído que se llevaron retribuciones de 25.000 o 50.000 euros al año, no lo podían haber acreditado como miembros de otras corporaciones no sometidas a la Ley de Cajas? ¿De verdad creen que tan torpes pueden haber sido?”, cuestionó. n

Comentarios