El PSOE aprueba por error las enmiendas de Podemos para rebajar las ventajas fiscales de los planes de pensiones

no


El Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos ha salvado este jueves en el Congreso el proyecto de ley de impulso de los planes de pensiones de empleo con el apoyo del PNV y el PRC, además de la abstención de Vox y EH-Bildu. El PP, Esquerra Republicana, Ciudadanos y Compromís han votado en contra.


Tras superar su votación en la comisión de Trabajo, Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, el proyecto pasa ahora al Pleno del Congreso, que tiene la última palabra sobre esta iniciativa.


En esta fase el PSOE buscará levantar con un voto particular varias enmiendas introducidas en Comisión al apoyar por error varias enmiendas de su socio de Gobierno, Unidas Podemos, que no tenía intención de respaldar, entre ellas una para el destope de las bases de cotización.


Con las enmiendas aprobadas por error también se impide la exención de cotizaciones en las aportaciones empresariales y se limitan 4.000 euros las deducciones y las reducciones en el IRPF a las aportaciones, equiparándolas a las previstas para los trabajadores autónomos por planes de empleo simplificados.


El PSOE ha tratado de repetir la votación y, tras reiterar el letrado que no era posible, ha avanzado que trataría en el Pleno sacar del proyecto los cambios aprobados por la Comisión.


"Pasaré a la historia", ha dicho poco después de la votación la portavoz del PSOE en el Pacto de Toledo, Mercé Perea, ironizando sobre el error de su grupo.


Acuerdo con Bildu para subir las pensiones no contributivas


Por otro lado, para cuadrar las cuentas en la votación el Gobierno ha acordado con EH-Bildu la subida un 15% de las pensiones más bajas. Así, a cambio de su abstención, el futuro decreto ley para prorrogar las medidas contra la crisis provocada por la guerra en Ucrania incluirá la subida del 15% de las pensiones no contributivas, de viudedad, orfandad o invalidez.


Asimismo, el acuerdo alcanzado con esta formación contempla que estos planes no mermarán los ingresos de la Seguridad Social, por lo que no irán a costa del sistema público de pensiones, uno de los principales temores de los movimientos de pensionistas, e incluso de Unidas Podemos, socio del Gobierno, que ha celebrado esta medida.


Las empresas podrán desgravarse el 10% de las aportaciones


Asimismo, a propuesta de PP, Cs y el PDeCat, el proyecto incluirá una desgravación para las empresas en el Impuesto sobre Sociedades, que podrán deducirse de su cuota íntegra hasta el 10% de las aportaciones que hagan a favor de sus trabajadores con retribuciones inferiores a 27.000 euros brutos. A partir de esa cifra, la deducción será sobre la parte proporcional de las aportaciones que correspondan a una retribución bruta de ese límite.


Pese a que inicialmente la propuesta de Cs para esa deducción era de un 15% de las aportaciones, el acuerdo deja la deducción en el 10% de las aportaciones, tal y como planteaban también en sus enmiendas el PP, Vox y el PDeCat.


Los planes de pensiones no pagarán la tasa Tobin


Por otro lado, el proyecto incluirá una disposición para eximir del Impuesto sobre transacciones financieras, la conocida como tasa Tobin, las compras de acciones por parte de planes de pensiones de empleo y mutualidades de previsión social o entidades de previsión social voluntaria (EPSV) sin ánimo de lucro, tal y como planteaba el PNV.


A propuesta de Cs, se amplía a cinco años la exigencia de modificar la estrategia de inversión de los planes, y se modifica la regulación de la Comisión de control especial de los planes de pensiones para exigir a sus integrantes al menos 10 años de experiencia en la gestión de fondos o planes de pensiones, y se evita que los miembros designados por el Gobierno tengan derecho a veto para cualquier cambio en la política de inversiones.

El PSOE aprueba por error las enmiendas de Podemos para rebajar las ventajas fiscales de los planes de pensiones

Te puede interesar