Panadería, pastas, cerveza o espirituosos, los más afectados por la reducción de cereales de Rusia y Ucrania

La producción de harina, panadería, bollería y pastelería, pastas alimenticias, producción de malta y cerveza y producción de bebidas espirituosas, y también la de piensos compuestos, son los sectores más afectados por la reducción de cereales procedentes de Rusia y Ucrania, con las implicaciones que esto puede tener en todo el sector ganadero, según el Observatorio Sectorial DBK de Informa, filial de Cesce.


Rusia y Ucrania cuentan con una importante producción de trigo, maíz y cebada y los cereales constituyen la cuarta partida más relevante en las importaciones españolas de estos dos países y el 17% sobre el total nacional de importaciones de cereales.


De Ucrania también llegan aceites y grasas vegetales por valor de 450 millones de euros.


Los efectos de la guerra, según el análisis, pueden llegar a ser relevantes en los principales sectores de actividad de la economía española a pesar de la limitada importancia de las relaciones comerciales de España con Rusia y Ucrania, que suponen el 2,2% de las importaciones y el 1% de las exportaciones.


"Las sanciones impuestas a Rusia por diferentes países están reforzando las tensiones en los precios de determinados productos y materias primas, tras unos meses de subidas significativas, penalizando en gran medida los resultados de las empresas en numerosos sectores", ha explicado el director del Observatorio Sectorial DBK de Informa, Juan Ortín.


Se trata de dos mercados con una importante producción de carburantes, cereales y productos siderúrgicos y metalúrgicos.


Según el análisis, transporte de viajeros y mercancías se ve especialmente amenazado por la subida del precio de los carburantes, al que se suman industrias con procesos de producción intensivos en energía como siderurgia, química, metalurgia no férrea, gases industriales, azulejos y baldosas, productos minerales no metálicos y papel.



Las principales importaciones españolas de Rusia son el refino de petróleo, el crudo y gas natural, que suman el 80% del total.


Automoción, fabricación de maquinaria, electrodomésticos y electrónica pueden sufrir también el aumento de precios en estos materiales por la guerra, que añadirían al encarecimiento de las materias primas que llevan meses soportando.


Las importaciones españolas de hierro, acero y ferroaleaciones procedentes de Rusia y Ucrania sumaron cerca de 420 millones de euros en 2021.


SECTORES AFECTADOS POR LA CAÍDA DE LAS EXPORTACIONES A RUSIA Y UCRANIA
Asimismo, dieciocho sectores de actividad superan los 50 millones de euros de facturación en estos dos mercados, de los que solo 10 están por encima de los 80 millones de euros, acumulando más de la mitad de las ventas en estos dos países.


Confección de prendas de vestir es el más afectado, ya que supone el 13% de las exportaciones en 2021, con 375 millones de euros, por la pujante presencia de las principales cadenas de moda española (Inditex, Mango o Tendam) en la zona.


Vehículos de motor, por su parte, representa el 9% de las ventas, 273 millones, a lo que se puede añadir el 3%, 89 millones, que supone la actividad de componentes de automoción (la décima más importante). Algunas de las principales multinacionales españolas de componentes cuentan con presencia directa en la zona.


El resto de los 10 sectores con mayor peso son: química básica (127 millones de euros), jabones y productos de limpieza (117 millones), productos de caucho (96 millones), minerales metálicos no férreos (110 millones), maquinaria de uso general (98 millones), productos cerámicos para la construcción (97 millones) y frutas y hortalizas (97 millones).


Por último, los cerca de 134.000 turistas que llegaron a España desde Rusia en 2021 supusieron una participación poco relevante en el total, el 0,4% de los visitantes y el 0,7% del gasto realizado. El caso de Ucrania es marginal.


Panadería, pastas, cerveza o espirituosos, los más afectados por la reducción de cereales de Rusia y Ucrania

Te puede interesar