La negociación salarial encara una semana decisiva para alcanzar un acuerdo

Los secretarios generales de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, en una manifestación | EFE

Patronal y sindicatos afrontan una semana intensa para intentar cerrar un acuerdo de recomendación salarial en los convenios en el marco del que sería el V Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), con varias reuniones previstas y la intención de la CEOE de poner una cifra sobre la mesa.


Según señalan fuentes al tanto de la negociación, esta semana podría haber dos reuniones, una a mitad de semana entre los sindicatos CCOO y UGT y las patronales CEOE y Cepyme, y otra interna de las asociaciones empresariales el viernes.


La intención de la patronal es, si no se consigue cerrar un acuerdo, hacer una recomendación salarial apoyada en un consenso de previsiones de evolución de la inflación subyacente. Según el INE, este dato de inflación subyacente se sitúo en el 3,4%.


La recomendación salarial pactada en los AENC, habitualmente para varios ejercicios, sirve de guía para la negociación de los convenios. No obstante, recuerdan las fuentes, el Estatuto de los Trabajadores recoge la posibilidad del descuelgue, es decir, de la inaplicación de convenio en determinados supuestos.


Junto a las cifras de subidas, en esta negociación es clave la inclusión de clausulas de revisión salarial (que permiten que los salarios sean revisados al alza cada año en función de la inflación para no perder poder adquisitivo) y que, apuntan las mismas fuentes, sigue sin concretarse.


Cada dato de inflación (el avanzado del mes de marzo fue del 9,8%, la tasa más alta desde 1985) intensifica el debate sobre cuánto deben subir los sueldos para evitar que los trabajadores sigan perdiendo poder adquisitivo pero evitando los denominados efectos de segunda ronda, es decir, alimentar una espiral inflacionista que complique más la situación.


Tres meses de negociaciones

Patronal y sindicatos comenzaron las negociaciones de este nuevo AENC a finales de enero con todo el semestre por delante. El estallido de la guerra de Ucrania y las presiones inflacionistas situaron la evolución de los salarios en el marco del Pacto de Rentas que el Gobierno ha querido abordar como respuesta a la complicada coyuntura económica.


Los agentes sociales han reclamado en todo momento la “autonomía” de esta negociación bipartita y han dejado claro que un pacto de rentas va más allá de los salarios.


“Hay que mantener la autonomía del acuerdo de negociación colectiva, la guerra no puede tocar la hoja de ruta”, dejó claro el líder de UGT, Pepe Álvarez, una visión que comparte el de CCOO, Unai Sordo, por lo que existe sintonía entre ambos. 

La negociación salarial encara una semana decisiva para alcanzar un acuerdo

Te puede interesar