El Gobierno estudia medidas para bajar “lo antes posible” los precios energéticos

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, afirmó ayer que el Gobierno “no descarta” ninguna medida para rebajar “lo más rápidamente posible” la factura de las materias primas más afectadas por la actual escalada de precios, como la electricidad o los carburantes.


Al ser preguntada por si el Gobierno estudia nuevas rebajas impositivas, Montero señaló que sería “precipitado” adelantar qué medidas se van a adoptar para abaratar los costes energéticos, pero dejó claro que lo que se haga se hará “con el conjunto del tejido productivo” y “con la mesura y el equilibrio suficiente” para poder atender también las ayudas a las sectores y a los colectivos más vulnerables mediante las cuentas públicas.


“Ahí es donde está el quid de la cuestión, en ser capaces de preservar esas necesidades para poder atenderlas mediante el gasto público, pero, por otra parte, tenemos que ser muy eficaces en rebajar lo más rápidamente posible la factura de las materias primas que se están repercutiendo más al alza. No puedo confirmar nada, pero sí decir que estamos trabajando intensamente, sin descartar en este momento ninguna cuestión”, subrayó en declaraciones a TVE.


Mientras, la asociación de consumidores Facua exigió ayer al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que “no ponga más excusas” y decida si “interviene” de forma “contundente” las tarifas eléctricas.


El secretario general de Facua, Rubén Sánchez, considera “desafortunada” la afirmación de Pedro Sánchez de que los precios de la energía son “única responsabilidad de (Vladimir) Putin” y replicó que el hecho de que “paguemos hasta 700 euros por cada megavatio hora de electricidad eólica, solar, nuclear o hidráulica se debe a que la regulación del sector es una auténtica estafa”.


“Basta de excusas. Bruselas justifica intervenir los infladísimos precios del sector eléctrico”, clamó Sánchez, quien defendió que 50 euros por megavatio hora debe ser el tope.


Además, hasta ocho asociaciones empresariales del sector industrial español se han unido para exigir al Gobierno que desacople de forma inmediata el precio de los combustibles fósiles de la fijación del precio eléctrico, para permitir la supervivencia de la actividad.


Empresas como Acerinox, ArcelorMittal, Megasa, Ferroglobe, Siderúrgica Balboa, Celsa, Cementos Portland, Asturiana del Zinc o Xeal ya han apagado todos o algunos de sus hornos o han reducido su producción al mínimo, con el impacto que esto tiene en el empleo y en la cadena de suministro.


“Muchas industrias se han visto obligadas a paralizar la producción, ya que estos precios de la electricidad hacen imposible mantener la actividad”, aseguran la asociación de empresas con gran consumo de energía (AEGE) la de empresas siderúrgicas (Unesid), en una carta remitida al presidente del Gobierno.


El precio medio de la electricidad en el mercado mayorista fijado para hoy cayó 23% respecto al de ayer y será de 284,58 euros por megavatio hora, prácticamente la mitad que su máximo histórico. 

El Gobierno estudia medidas para bajar “lo antes posible” los precios energéticos

Te puede interesar