Las empresas con planes de pensiones pagarán menos cotización por empleado

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá | EP

Las empresas que desarrollen planes de pensiones para sus trabajadores podrán descontar de las cotizaciones a la Seguridad Social las aportaciones a dichos planes con un máximo de 115 euros al mes por empleado o 1.380 euros al año, lo que supondría un ahorro de casi cuatrocientos euros por trabajador.


Esta es una de las novedades incluidas en el proyecto de ley de impulso a los planes colectivos de empleo aprobado ayer por el Consejo de Ministros en segunda vuelta para su remisión a las Cortes, según explicó en rueda de prensa el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.


Además, el trabajador podrá hacer a los planes de empleo una aportación mayor a la de la empresa a efectos de la deducción en el IRPF, cuando hasta ahora su contribución solo podía ser igual a la de la empresa.


El trabajador se deducirá de la base imponible del IRPF su contribución al plan de empleo, que podrá llegar a 1.250 euros anuales si la empresa pone hasta quinientos euros, a dos mil euros si la empresa pone entre 501 y mil euros, a 2.250 euros si la empresa aporta entre 1.001 y 1.500 euros, y a igual cantidad que la empresa si ésta aporta más de 1.501 euros (sin que sumen ambas más de 8.500 euros). Los autónomos se podrán deducir un máximo de 5.750 euros anules.


El ministro destacó que con esta ley (que constituye un hito del plan de recuperación a cumplir en el primer semestre de 2022) se favorecerá el desarrollo de los planes colectivos de pensiones, especialmente entre las rentas medias y bajas.


La norma tiene como principal objetivo elevar la cobertura de los planes de pensiones colectivos, “un propósito en el que la negociación colectiva tendrá un papel fundamental”, algo que quiso recalcar el ministro durante su intervención de ayer. 

Las empresas con planes de pensiones pagarán menos cotización por empleado

Te puede interesar