Las diferencias entre la suspensión neumática y la convencional

Le explicamos las diferencias entre la suspensión neumática y la convencional

El amortiguador garantiza la estabilidad del coche, incluso cuando se desplaza por terrenos irregulares y accidentados. Mediante movimientos de apertura y cierre de sus varillas, lo que hace esta pieza, independientemente del tipo de amortiguador, es conseguir que las ruedas permanezcan en el suelo. La consecuencia de la existencia de este sistema no es sólo un mayor confort de conducción para el conductor y los pasajeros, sino también una mayor seguridad para el coche, que se enfrentará a una menor inestabilidad.


La principal diferencia entre un amortiguador convencional es que tiene un mecanismo de amortiguación definido para una cierta sensación de control de la dirección, mientras que un sistema de suspensión neumática usa un compresor de aire en combinación con amortiguadores de aire y bolsas de aire de suspensión para controlar la sensación de la ruta. Por lo tanto, los propietarios de vehículos equipados con suspensión neumática destacan dos beneficios importantes, como son: una mayor comodidad y la posibilidad de cambiar la distancia al suelo.


Transferir

La imagen de la suspensión neumática está tomada de repuestoscoches24.es


Los sistemas de suspensión neumática brindan una conducción cómoda, ya que no solo absorben los baches en el camino, sino que también se deslizan sobre todo lo que encuentran, dejando en claro que la comodidad es de suma importancia, en este caso más que el rendimiento y la capacidad de respuesta del vehículo.


La comodidad, en este caso, importa más que el rendimiento y la capacidad de respuesta del vehículo


En este texto descubrirá las principales diferencias entre la suspensión neumática y la convencional, piezas encargadas de dar esta capacidad a los vehículos. Además, tendrá valiosos consejos para cuidar esta parte tan importante de tu auto. ¿Vamos allá?


Suspensión neumática


Esta suspensión funciona reemplazando los resortes metálicos convencionales por una bolsa de poliuretano reforzada por un tejido especial. Este sistema se completa con un compresor, accionado por una bomba eléctrica o por el propio motor, que funciona como un depósito de aire utilizado para inflar y desinflar la bolsa, haciendo que el coche aumente o disminuya su distancia al suelo.


La suspensión reemplaza los resortes metálicos convencionales por una bolsa de poliuretano reforzada por un tejido especial


Este compresor también se encarga de mantener constante la presión de las bolsas, que a su vez se presentan en diferentes tamaños y formas, por lo que existen diferentes capacidades de carga.


Entre las ventajas que obtendrá si decide probar este sistema en su vehículo está el hecho de que es fácil de instalar, lo que significa que la inversión no será nada para tirarse de los pelos. Incluso, si el precio fuera un poco más elevado, el desembolso merecería la pena.


La suspensión neumática garantiza una mayor absorción de los impactos


La suspensión neumática garantiza una mayor absorción de los impactos provocados por las conocidas imperfecciones en los caminos y carreteras, así como una mayor estabilidad en la dirección. Además, el sistema asegura una mayor durabilidad de otras partes del automóvil, como los frenos y las llantas, ya que la suspensión proporciona una distribución uniforme de la carga en los ejes.


Suspensión convencional


La suspensión convencional, que fue el modelo adoptado para los primeros amortiguadores, se compone de dos tubos distintos. En el depósito de aceite se almacena aceite fluido (responsable principal de la amortiguación), mientras que en la cámara de trabajo del pistón hay gas oxígeno (encargado de la presión).


Además de la composición de las piezas, la suspensión convencional ofrece estabilidad al vehículo ante diferentes cargas, que actuarán en función de la velocidad de circulación del vehículo. Sin embargo, cuando la suspensión entra en un trabajo muy intenso, con movimientos acelerados de apertura y cierre, el amortiguador convencional puede desencadenar un proceso llamado aireación.


Cuando la suspensión entra en un trabajo muy intenso, el amortiguador convencional puede desencadenar un proceso de aireación


La aireación no es más que la mezcla involuntaria de oxígeno con aceite, lo que provoca la formación de burbujas. Esto cambia la carga en estos primeros amortiguadores porque cambia la velocidad a la que el aceite puede pasar a través de la válvula. Este sistema es muy habitual en los coches deportivos. Esto se debe a que la suspensión convencional brinda una gran estabilidad, especialmente en las curvas, ofreciendo al conductor una mayor seguridad a la hora de conducir.


La aireación es la mezcla involuntaria de oxígeno con aceite


¿Cuál es la mejor suspensión para su coche?


Nadie más que usted puede responder mejor a esta pregunta. Esto se debe a que el modelo de suspensión ideal para cada vehículo varía según la forma en que use su automóvil a diario. Un automóvil que circula habitualmente por calles pavimentadas en centros urbanos ciertamente requiere un ajuste de suspensión diferente al que circula habitualmente por caminos de tierra o superficies irregulares.


El modelo de suspensión ideal para cada vehículo depende de la forma en que se usa el automóvil


Cuidado con su suspensión neumática y convencional


Ya sea en la carretera o en el asfalto, una cosa es segura: su suspensión, así como el resto de su automóvil, requiere cuidado y mantenimiento para que el vehículo funcione correctamente. Evite, en la medida de lo posible, circular por carreteras en mal estado, especialmente a altas velocidades. Esto daña enormemente su sistema de amortiguación.


Circular por carreteras en mal estado daña el sistema de amortiguación


Además, preste atención al estado de las llantas, porque cuando se desgastan de manera diferente, aumentan el peso en un lado del automóvil, lo que hace que la suspensión se fuerce de manera desigual. Finalmente, nunca olvides revisar periódicamente los componentes del sistema de suspensión de su auto. ¡Un conductor prevenido vale por dos!


Las diferencias entre la suspensión neumática y la convencional

Te puede interesar