viernes 15/1/21

El capital de las familias se redujo un 18% durante la crisis y la riqueza disminuyó un 37%

La renta mediana de los hogares en España se redujo un 18% durante la crisis, al pasar los 27.700 euros en 2008 a los 22.700 euros en 2014, al tiempo que la riqueza mediana disminuyó un 37,3%, pasando de los 190.400 euros en el inicio de la crisis a los 119.400 euros en 2014.

Varias personas esperan la apertura de las puertas de una oficina de empleo en Sevilla	aec
Varias personas esperan la apertura de las puertas de una oficina de empleo en Sevilla aec

La renta mediana de los hogares en España se redujo un 18% durante la crisis, al pasar los 27.700 euros en 2008 a los 22.700 euros en 2014, al tiempo que la riqueza mediana disminuyó un 37,3%, pasando de los 190.400 euros en el inicio de la crisis a los 119.400 euros en 2014.
Así se extrae de la Encuesta Financiera de las Familias (EFF), publicada ayer por el Banco de España, que refleja que la renta media de las familias al inicio de la crisis era de 36.100 euros, mientras que tras los años de recesión disminuyó un 15,8%, hasta los 30.400 euros en 2014.
Asimismo, la riqueza media de los hogares españoles pasó de los 305.700 euros en el año 2008 a los 245.600 euros en 2014, con lo que el retroceso durante los principales años de la crisis fue del 19,7%.
Respecto a la anterior oleada, correspondiente al año 2011, la renta bruta mediana de las familias en España se situó en 22.700 euros en 2014, lo que supone una reducción del 9,7% respecto a 2011, con caídas generalizadas para casi todos los grupos.
Por tipos de hogares, la renta aumenta con el nivel de educación, siendo sustancialmente mayor para los hogares cuyo cabeza de familia posee estudios universitarios, y por situación laborales, los hogares en los cuales el cabeza de familia trabaja por cuenta ajena son los que tienen rentas medias más altas.
En lo que respecta a la situación laboral, se registró una caída de la renta para los asalariados (-8,3%) y, de forma acusada, para los trabajadores por cuenta propia (-11,6%), e inactivos o parados (-11,6%), mientras que creció para los jubilados (+11,3%). Las caídas más acusadas las experimentaron los hogares más jóvenes, con un retroceso del 93%.

Comentarios