Aprende Todo Sobre el Cashback

Hay un término que se está volviendo bastante popular entre las personas, ya sea entre compradores de tiendas en línea, aplicaciones o usuarios de tarjetas de débito o crédito. Este término es el cashback, que consiste en premiar a la fidelidad de los clientes a través de un porcentaje de reembolso respecto a la cantidad de dinero gastada.


Entonces el cashback se basa en recibir un porcentaje de tus compras como crédito para usar en otros gastos. Actualmente es usual que algunas ofertas de programas de recompensas tengan diferentes tipos de compras con diversos porcentajes de devolución de dinero.


Por ejemplo, podrías obtener una tasa de devolución de efectivo del 3% en supermercados y tiendas departamentales específicas, mientras que solo obtienes un reembolso de efectivo del 1% por compras en estaciones de servicio o restaurantes. El cashback siempre se calcula y se aplica sobre la factura total en el momento del pago, y una cierta cantidad de dinero se acredita a tu cuenta bancaria o billetera electrónica después de completar la transacción. Esta cantidad se puede utilizar para pagos futuros.


¿Cómo funciona el cashback?


Cuando haces clic en una tienda en línea a través de un sitio que ofrezca cashback o usas una tarjeta para comprar, obtendrás un porcentaje de ese gasto o una cantidad fija. Pueden hacer esto ya que se les paga una comisión si hacen una venta y te dan una parte de esa comisión a ti. Suena extraño, pero siempre que uses sitios y tarjetas confiables, es perfectamente seguro y legítimo.


Una de las aplicaciones del cashback es en las plataformas en línea, en donde solo debes registrarte y verificar que tengan esta modalidad de reembolso al comprar allí. Después, solo tendrás que hacer una compra y posteriormente la plataforma en base a sus condiciones hará efectivo el cashback.


También es aplicable en las tarjetas de crédito, de hecho, es una de las formas más utilizadas para sacarle provecho al cashback. Son varias las entidades bancarias que ofrecen la posibilidad de un porcentaje de reembolso por hacer compras en determinados lugares.


Esto significa que, el reembolso en efectivo se otorga en los pagos realizados mediante un método específico. Esto implica la devolución de efectivo por usar una pasarela de pago o la tarjeta de un banco determinado. Este reembolso en efectivo incentiva a los clientes a utilizar el método de pago para cada pago futuro.


Las ofertas de cashback generalmente tienen un límite de tiempo, están sujetas a condiciones y los clientes deben cumplir con ciertos criterios para aprovechar los beneficios. Es posible que debas usar la tarjeta de un banco específico o usar una pasarela de pago en particular.


Una vez que se procesa el reembolso, el monto se acredita en tu cuenta bancaria específica o en las billeteras electrónicas de los portales en línea. Aunque a veces el monto debe utilizarse explícitamente con el comerciante que realizó el cashback, muchos portales de pago tienen sus propias billeteras y el dinero acreditado se puede usar en varias plataformas, lo que promueve el uso del modo de pago digital y las transacciones sin efectivo.


Ventajas del cashback


Una de las grandes ventajas del cashback es que es bastante sencillo acumular recompensas de esta manera, por supuesto, esto dependerá de las condiciones del sitio, ya que aunque hay lugares en donde acumulas puntos para posteriormente ser reclamados, hay otros en los que el reembolso es directo, sin necesidad de acumular.


Asimismo, con el cashback estarás recibiendo recompensas constantemente cada vez que hagas una compra en un sitio, y lo mejor de todo, es que esa recompensa se convierte en dinero, ya que de eso se trata. Así, que estarás beneficiándote al mismo tiempo que realizas las compras de tus productos favoritos.


Aprende Todo Sobre el Cashback

Te puede interesar