Adolfo Domínguez dice que su voluntad es tener precios "suficientemente cómodos para no ser prohibitivos"

La presidenta de Adolfo Domínguez, Adriana Domínguez, y el director general, Antonio Puente

La presidenta de Adolfo Domínguez, Adriana Domínguez, ha afirmado este miércoles que la compañía no es tan sensible a la inflación como lo son otras firmas del sector, por lo que intentará preservar la capacidad de compra de sus clientes sin acometer alzas.


"Tenemos la voluntad de tener un precio suficientemente cómodo como para no sea prohibitivo, porque no somos ese tipo de empresa", ha afirmado la presidenta de la firma gallega, inmersa en localizar los proveedores más cerca, como Portugal o la Cuenca del Mediterráneo, para evitar el alza de los costes logísticos.


"En ese proceso de traer producción a cercanía no solo ganamos en sostenibilidad, ganamos en flexibilidad, tiempos, liberación de tesorería, en rapidez y costes, porque los costes logísticos de países más lejanos están muy disparados", ha señalado.


Asimismo, la presidenta de la firma gallega ha abogado por mantener el margen del 56% como objetivo prioritario, porque la firma quiere habitar el espacio 'premium'.


"Damos ropa más exclusiva y sostenibilidad, queremos estar seguros de que el cliente comprende nuestro producto para justificar un precio justo y suficientemente cómodo para pagar. Desde 2008, en el sector ha habido una disrupción en los precios con rebajas más aceleradas; nosotros hemos tenido que adaptarnos a ese calendario, pero queremos empezar a abstraernos de estas dinámicas de mercado, porque no creemos en ese modelo de sociedad de usar y tirar", ha señalado.


En este sentido se ha pronunciado el hasta ahora director general de la compañía, Antonio Puente, quien ha destacado que la oferta de la firma "va más allá del precio" y tiene cada vez menos dependencia de las promociones.


"El camino que estamos andando no nos hace estar enfocados únicamente en el precio. Dicho esto, familia por familia, proveedor por proveedor lo estudiamos en detalle. Si tenemos que hacer una subida de precios la hacemos, pero si tenemos que hacer una bajada también la hacemos", ha señalado.


"Tenemos la suerte de tener una red de proveedores con los que trabajamos desde hace muchos años y se ha generado una relación de confianza. Hay otras palancas que podemos tocar con ellos, como el volumen o combinar colecciones que pueden contrarrestar las subidas de costes", ha señalado.


Adolfo Domínguez recortó sus pérdidas netas un 52% durante su ejercicio fiscal 2021-2022 (entre marzo de 2021 y febrero de 2022), hasta cerrar con unos 'números rojos' de 9,3 millones de euros, tras registrar un beneficio neto de 1,5 millones de euros en el segundo semestre del ejercicio, entre septiembre de 2021 y febrero de 2022.


Durante su último ejercicio fiscal, la firma alcanzó un resultado bruto de explotación (Ebitda) positivo de 400.000 euros, dejando atrás el resultado negativo de 2020, tras incrementar su margen en un 68%, al tiempo que en el segundo semestre se situó en seis millones de euros.


En concreto, el margen sobre ventas alcanzó un 56%, batiendo el margen bruto del último ejercicio prepandemia (2019-2020), según las cuentas anuales presentadas este miércoles por parte de la empresa de moda.


"En el segundo semestre del ejercicio, ya con menos restricciones por la pandemia, la compañía ha recuperado su rentabilidad, obteniendo un resultado neto atribuido positivo, incluso superior al del segundo semestre del último ejercicio prepandemia. Nuestro margen sobre ventas mejora el de 2019-2020, lo que nos ha permitido terminar el ejercicio completo con un Ebitda positivo", ha destacado Puente.  

Adolfo Domínguez dice que su voluntad es tener precios "suficientemente cómodos para no ser prohibitivos"

Te puede interesar