miércoles 16.10.2019

Abanca logra un resultado “histórico” al ganar 250 millones en el primer semestre

La entidad financiera repartirá este viernes 37,56 millones en dividendos a cuenta del ejercicio 2019
Francisco Botas, Juan Carlos Escotet y Alberto de Francisco, durante la presentación de resultados de Abanca | efe
Francisco Botas, Juan Carlos Escotet y Alberto de Francisco, durante la presentación de resultados de Abanca | efe

Abanca obtuvo en el primer semestre un resultado “histórico” al registrar un beneficio neto de 250,1 millones de euros, lo que representa un incremento del 1,26 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.

El presidente de la entidad, Juan Carlos Escotet, y su consejero delegado, Francisco Botas, acompañados del director financiero, Alberto de Francisco, destacaron ayer en Vigo datos como los ingresos recurrentes, que crecen un 5,6% y “refuerzan su papel como principal pilar del resultado obtenido”. También la nueva producción de seguros crece un 7,4% y la actividad crediticia con pymes y autónomos experimenta un incremento del 6,4% en las nuevas formalizaciones.

Por su parte, la tasa de morosidad encadena 21 trimestres consecutivos de reducción y baja al 3,3%, con una cobertura del 57,1%, y Abanca sigue “entre las entidades más rentables del sistema financiero español”.

El balance de la entidad recoge por primera vez el efecto de la reciente integración de Deutsche Bank PCB Portugal, lo que sitúa su volumen de negocio en casi 80.000 millones de euros a la espera de finalizar la integración de Banco Caixa Geral.

En concreto, Abanca reivindica que continúa reforzando su capacidad de generación de ingresos recurrentes, con un margen de intereses que alcanza los 272,1 millones de euros tras aumentar un 5,6% interanual.

El crecimiento del margen lo atribuyen al aumento del crédito y “la buena gestión de los precios” de la nueva producción, así como a “la fortaleza” mostrada en la captación de depósitos. El coste del riesgo se mantiene estable y “entre los mejores del mercado” debido a la reducción de saldos dudosos y a “la política de prudencia” en la concesión de crédito.

Los ingresos por prestación de servicios registraron un incremento del 5,7 por ciento interanual y sobresalen los procedentes de comercialización de seguros, planes y fondos, que aumentan un 9,8 por ciento. Los ingresos por servicios de cobros y pagos aumentan un 8,1%. Los canales digitales siguen incrementado su papel en el negocio y, tras un crecimiento del 7,7%, superan ya el 54,8% del total de transacciones. “La inversión en capacidades digitales trae consigo un incremento de la productividad de la red comercial, que supera ya la unidad comercializada (producto o servicio contratado) por día y empleado”, según el banco.

Por su parte, Escotet afirmó que Abanca se plantea su participación en Nueva Pescanova, de la que posee más del 31%, “a largo plazo”, y aseguró que utilizará los derechos de adquisición preferente marcados en los estatutos si se producen operaciones de venta de acciones. Además, el presidente de Abanca descartó la adquisición de Liberbank debido a que, según señaló, la entidad de origen asturiano “no tiene interés” en “procesos de integración”.

Por otro lado, el consejo de administración de Abanca acordó ayer proceder al pago del dividendo a cuenta de los beneficios del ejercicio 2019 por un importe total bruto de 37.560.400 euros, es decir 0,0167 euros brutos por acción. El reparto se llevará a cabo este viernes.

Comentarios