martes 1/12/20

Todo el proyecto, en manos del Cádiz y del Mirandés

La escuadra deportivista está obligada a ganar al Fuenlabrada y que el Lugo o el Albacete pinchen; a los herculinos también les valdría el triple empate siempre y cuando no venciera el Numancia
El Deportivo confía en que el Cádiz sea un gran aliado en la última jornada de la Liga 2019-20  | ep
El Deportivo confía en que el Cádiz sea un gran aliado en la última jornada de la Liga 2019-20 | ep

Cádiz y Mirandés tienen el futuro del Deportivo en sus manos. Mañana se celebra la última jornada de la temporada y el proyecto blanquiazul no depende únicamente de lo que haga el equipo de Fernando Vázquez en el terreno de juego, sino que necesita un favor de terceros, lo que complica mucho su objetivo.

Con el Extremadura y el Racing de Santander ya descendidos a Segunda B, cuatro conjuntos se juegan los dos últimos billetes al abismo.
La Ponferradina, aunque aventaja al Depor en tres puntos, queda fuera del horizonte, ya que le tiene ganado el golaveraje particular. De esta manera, el bloque berciano se asegura jugar un curso más en la categoría de plata.

Quienes peor lo tienen ahora mismo son el Deportivo y el Numancia, que son quienes ocupan las dos plazas de descenso restantes y no dependen de sí mismos para conseguir la permanencia.

El Lugo y el Albacete tienen 49 puntos (uno más que la escuadra herculina y dos más que el equipo soriano).

Para salvarse, el cuadro blanquiazul necesita sumar un triunfo ante el Fuenlabrada en el estadio Abanca-Riazor y que pinchen lucenses o manchegos. Esa circunstancia daría la permanencia a los herculinos de manera automática.

La otra vía de salvación para el Deportivo es el triple empate con el Lugo y el Albacete, eso sí, siempre y cuando el Numancia no venza al Tenerife.

Un empate del equipo coruñés ante el Fuenlabrada y la derrota de lucenses y manchegos provocaría que los tres sumaran 49 puntos. Así que habría que tener en cuenta los partidos disputados entre ellos para saber quién desciende. El mejor clasificado sería el Lugo, que ha sumado ocho de los doce puntos jugados ante Depor y Albacete. El equipo coruñés tiene cinco —empató los dos choques con los rojiblancos y sumó un triunfo y una derrota ante los manchegos—, mientras que el equipo que dirige Lucas Alcaraz solo registra tres puntos.

De esta forma, el Albacete sería quien acompañaría al Numancia a Segunda B.

Pero si hubiera triple empate y el cuadro soriano ganara su compromiso con el Tenerife, entonces se salvaría el Numancia y descenderían el Depor y el Albacete.

El gran problema para los de Vázquez es que ni Mirandés ni Cádiz (rivales de Lugo y Albacete) se juegan nada.

Comentarios