Táctica y estrategia bajo la intensa lluvia en Riazor

Borja Jiménez da instrucciones a sus futbolistas durante el entrenamiento en Riazor | javier alborés

El técnico del Deportivo, Borja Jiménez, aprovechó ayer la intimidad del estadio Abanca-Riazor para centrarse en el trabajo táctico y la estrategia durante el entrenamiento matinal, que se desarrolló bajo una intensa lluvia.


El agua marcó la parte final de la sesión a puerta cerrada, que se desarrolló entre las 10.30 horas y el mediodía.


Ajustes en el equipo

Tras repasar el martes en vídeo los errores cometidos la pasada jornada contra el Racing de Ferrol y analizar el juego del próximo adversario, el CD Badajoz, ayer tocó empezar a ajustar el juego de cara al enfrentamiento del sábado con la escuadra extremeña en el Nuevo Vivero.


Tras los ejercicios de calentamiento y los minutos iniciales de carrera, el entrenador abulense dirigió unos ejercicios tácticos sobre el césped de Riazor.


En las últimas jornadas se ha apreciado un claro bajón en el juego del equipo coruñés, con un fútbol más 

estático y previsible en ataque, y con mucho menos desequilibrio ofensivo del que exhibió la escuadra herculina durante la primera vuelta del campeonato.


Asimilar nuevos automatismos es fundamental para que el conjunto deportivista despliegue un fútbol más imprevisible que pueda sorprender a sus rivales, que parecen haberle cogido la medida al bloque blanquiazul en los últimos encuentros, en los que el Depor ha originado muchas menos ocasiones de peligro.


Once contra once

Tras los ejercicios tácticos, la plantilla deportivista continuó la sesión de entrenamiento con un partido de once contra once a campo completo.


Una tarea que, sin duda, intentó aprovechar Borja Jiménez para corregir los fallos de los últimos encuentros en la circulación de la pelota, así como ajustar el equipo tanto a la hora de mover el balón como en el aspecto defensivo.


El agua fue protagonista en la parte final de la sesión celebrada a puerta cerrada, que se completó con unos ejercicios de finalizaciones y acciones a balón parado.


La estrategia es uno de los lunares de la escuadra deportivista esta temporada, ya que apenas ha conseguido generar peligro a través de ella.

Táctica y estrategia bajo la intensa lluvia en Riazor

Te puede interesar