domingo 26.01.2020

Sitúan a Enric Gallego en la órbita del Deportivo

El pichichi el curso pasado, hasta su salto a Primera con el Huesca, gusta también en Zaragoza

El delantero azulón,
durante un partido
esta campaña ante
el Celta de Vigo
| efe
El delantero azulón, durante un partido esta campaña ante el Celta de Vigo | efe

El mercado de invierno se antoja como la última esperanza de los blanquiazules, siempre y cuando sean capaces de lograr puntuar y, a ser posible, sumar los seis puntos que quedan en juego en este 2019, en los compromisos ante la Ponferradina y el Tenerife.

El periodo para fichar arranca el 1 de enero de 2020 y finaliza a las 23.59 el 1 de febrero y muchos antes de que se abra ya han comenzado a sonar nombres para recalar en el Deportivo.

Una circunstancia, supeditada a que entre dinero y a que estos fichajes vengan prácticamente a coste cero. Uno de los últimos nombres que ha sonado es el de Enric Gallego. El delantero del Getafe, pichichi en Segunda el año pasado hasta su marcha al Huesca, está sonando entre los futuribles de los blanquiazules, aunque no es el único equipo que pretende hacerse con sus servicios.

Están también detrás del delantero catalán equipos como el Real Zaragoza, que también maneja otros nombres como Pablo Chavarría o Sergio García. Este último lleva sonando desde la llegada de Víctor Fernández al banquillo maño.

Enric Gallego, sin apenas minutos en el Getafe, sería una opción interesante para una delantera que adolece de problemas de puntería, pero tendría que recalar en el club en calidad de cedido e irremediablemente alguien de los de arriba tendría que salir.

Viejo conocido

Otro delantero sin apenas minutos en Primera y exblanquiazul es Quique González. El ariete, que solo ha disputado siete partidos y 319 minutos con el Eibar, no está gozando del protagonismo esperado con José Luis Mendilibar.

El préstamo sería la única opción, si bien es una posibilidad complicada para el Deportivo, a parte de por los problemas económicos, por lo que supone el nuevo escenario, de tener que luchar por no descender. Una opción poco atractiva para tratar de fichar nuevas piezas a la causa.

Por otra, los clubes suelen incluir cláusulas de compras en las cesiones de jugadores a Segunda División condicionadas a subir de categoría (similares a las que tienen Koné o Shibasaki en sus contratos) y en la situación del Deportivo actual (colista, a ocho puntos de la salvación) tampoco tienen demasiado sentido por sus ya muy escasas posibilidades de que firme una remontada milagrosa que le permita alcanzar las posiciones que dan acceso al playoff.

Condicionantes todos ellos que complican operaciones como las de firma un ‘nueve’, un puesto en el que es vital acertar y que no suele ser precisamente barato.

El ataque es prioritario reforzarlo pero para ello el Deportivo tendrá que rascarse el bolsillo, a día de hoy vacío, y que le urge llenar cuanto antes para tener opciones.

Sitúan a Enric Gallego en la órbita del Deportivo
Comentarios