lunes 18/1/21

Sin nada que perder

Impulsado anímicamente por la trabajada y justa victoria del pasado fin de semana ante el Leganés (1-0), el RC Deportivo desafiará esta noche a uno de los titanes del fútbol español y europeo, el FC Barcelona.
Aunque las distancias, tanto presupuestarias como deportivas, siguen siendo siderales entre el actual líder de Primera —invicto esta campaña— y el Depor, los pupilos de Cristóbal Parralo saltarán al campo mentalizados para intentar dar la campanada.
Los resultados del pasado reciente en Can Barça alientan los anhelos victoriosos coruñeses; no hace falta remontarse a los tres triunfos históricos de la ‘era Irureta’ en el Camp Nou, ya que en dos de las tres últimas visitas al cuadro azulgrana el Deportivo fue capaz de arrancar sendos empates  con idéntico resultado (2-2).
Ambos contendientes de esta noche tendrán la complicada misión de nadar y guardar la ropa, toda vez que afrontan el próximo fin de semana duelos de máxima rivalidad; el FC Barcelona pondrá toda la carne en el asador en el Santiago Bernabéu para sentenciar la Liga en su visita al Madrid, mientras que el Depor se vaciará para adueñarse de ‘o noso derbi’ ante el Celta en el estadio de Riazor.
De esta forma, los azulgrana podrían reservar al único jugador de los dos bandos apercibido de sanción por acumulación de tarjetas amarillas: Sergio Busquets, que tiene muchos boletos para comenzar la contienda desde el banco.
El entrenador deportivista Cristóbal Parralo, criado deportivamente en el club ‘culé’, otorgará continuidad al mismo once que el pasado sábado daba buena cuenta en Riazor del equipo revelación de la presente Liga, el Leganés (1-0).
A pesar de que la renta del triunfo herculino fue mínima, el poso que dejó este encuentro fue el del ansiado equilibrio. Y es que el Depor pudo golear y su rival ni siquiera disparó a puerta. Las dos áreas fueron blanquiazules.
Obviamente esta noche será prácticamente imposible anular la sobredosis de talento del FC Barcelona, si bien la ilusión herculina puede evitar que la balanza se desnivele a las primeras de cambio. Así pues, siempre con Rubén Martínez bajo palos, la retaguardia coruñesa estará compuesta por Schär y Sidnei en el eje central, con Juanfran en el costado derecho y Fernando Navarro en el izquierdo.
Muchas miradas estarán puestas en el ‘24’ deportivista, habida cuenta de que Fabian Schär estuvo en su día en el punto de mira del Barça pero finalmente no fichó por los barceloneses.
La manija en la medular le corresponderá a la dupla Guilherme-Borges —Fede Valverde continuará siendo suplente—, con una línea de tres por delante en la que se fundirá el talento de Gil, Çolak y Adrián.
El punta asturiano se encuentra en un estado de forma sensacional y regresa a un campo en el que marcó su primera diana en Primera División; por su parte, los dos ‘bajitos’ del Depor, Çolak y Gil, tendrán la oportunidad de deslumbrar con su dominio de balón y atrevimiento.
En punta de lanza Lucas Pérez  tendrá la complicada misión de aprovechar alguno de los a priori escasos balones que lleguen a sus dominios para tratar de batir a un meta enrachado como Ter Stegen.
El máximo artillero de la temporada en las filas blanquiazules, con cuatro dianas en Liga y una más en Copa, necesita volver a comulgar con el gol para acallar a las voces más críticas con su labor.
Con Andone lesionado, además de denostado, aguardarán su turno en la suplencia hombres ofensivos como Borja Valle, Bakkali o Valverde.
En el Barcelona, todo hace pensar que su preparador Ernesto Valverde enarbolará un sistema táctico 4-3-3, con Messi, Suárez y Alcácer como futbolistas más avanzados.
Los catalanes han saldado sus siete duelos como locales esta campaña con seis triunfos y una igualada; precisamente la que arrancó de allí hace dos semanas el Celta de Vigo (2-2). l

Comentarios